Gestionar es aprovechar el cambio

El sector opina

Gestionar es aprovechar el cambio Gestionar es aprovechar el cambio

Existe una visión generalizada y poco afortunada que ve como antagonistas la necesidad de diseñar una estrategia a largo plazo y la adopción temprana de las tendencias y novedades que hacen a una empresa más dinámica y pegada al rumbo del propio mercado. No es cierto: la visión a largo plazo no está reñida con la innovación; no solo eso, sino que son dos cualidades indispensables para tener un proyecto empresarial serio.

? La misión y visión de un proyecto empresarial sólido contienen una proyección del alcance de la marca, la compañía y sus objetivos en el tiempo; tiene mucho que ver con los sueños de los fundadores, pero también con un análisis realista de las necesidades de mercado presentes y futuras hasta donde se pueda vislumbrar.

? En su trayectoria hacia la consecución de esos objetivos, la empresa va a tener que lidiar con la realidad en múltiples formas: financiación, legislación, respuesta del mercado, disrupciones tecnológicas y un largo etcétera. Su capacidad no solo de sobrevivir, sino de crecer, está ligada a la forma en que, sin perder el foco en su misión, es capaz de adaptarse a los cambios del mercado.

? Cambio es sinónimo de evolución. Cambiar es entender lo que está ocurriendo, cómo nos afecta y de qué manera podemos aprovecharlo. Sea cual sea el sector y la actividad de una compañía, es imposible que sea inmune y, sobre todo, que no pueda sacar provecho de las innovaciones tecnológicas, el entorno digital, la nueva manera en que se comunica y conecta la sociedad, la atracción del talento y la organización de equipos capaces de reflexionar sobre el rumbo de todo ello para sacar al mercado propuestas diferentes de manera rápida, siempre dispuesta a probar y corregir.

Esa es una secuencia lógica para gestionar una empresa, y supone tener claro un objetivo y tomar lo que ofrece el mercado en cada momento para avanzar y conseguirlo.