Internet de las cosas: la nueva revolución industrial

Colaboración

Internet de las cosas: la nueva revolución industrial Internet de las cosas: la nueva revolución industrial
Management & Innovation · TIC

El Internet de las cosas ya es una realidad, con ejemplos más que comunes, como los teléfonos inteligentes y las tabletas que nos conectan en movilidad, los electrodomésticos que gestionan en remoto las tareas del hogar y los sensores que, sin que nos demos cuenta, mejoran el funcionamiento de cada vez más ciudades. Internet, parte imprescindible de la actividad humana moderna, ya ha empezado a tomar la industria por asalto.

Según un reciente informe de Accenture Strategy sobre el crecimiento no convencional del negocio de las empresas a través del Internet industrial de las cosas (IIdlC), el sector industrial no puede quedar al margen de la revolución digital. La consultora maneja estimaciones de fuentes independientes que van desde unas previsiones de inversión en el Internet industrial de las cosas de 500.000 millones de dólares para 2020 –un 2.400% más respecto a los 20.000 millones de dólares invertidos globalmente en 2012– a unas expectativas de creación de negocio por esta vía de 15.000 millones para 2030. Una fuente de oportunidades inesperadas para las empresas que sepan aprovecharlas, combinando la información generada por los sensores, la analítica industrial de estos datos y el software inteligente embebido en la maquinaria en un nuevo universo de productos, procesos y servicios inteligentes.

Actualmente, los dos usos más comunes del IIdlC son la eficiencia operativa y el mantenimiento predictivo de los activos. Por un lado, introducir la automatización y técnicas de producción más flexibles que podrían impulsar la productividad hasta un 30%; por otro, anticipar las necesidades de mantenimiento de los activos, de forma que permita ahorrar hasta un 12% en reparaciones, reducir los costes hasta un 30% y eliminar un 70% de las averías. Veamos algunos casos reales. Thames Water, el mayor proveedor de servicios de agua y gestión de aguas residuales en el Reino Unido, utiliza sensores y análisis de datos en tiempo real para ayudar a anticipar fallos en el equipo, y así responder con mayor rapidez a situaciones críticas, como fugas o condiciones climatológicas adversas. La energética Apache Corporation, especializada en exploración y producción de petróleo y gas, también confía en el mantenimiento predictivo para predecir y evitar fallos en la extracción, y así mantener el ritmo de producción. Pero hay mucho más.

En un futuro en el que todo es inteligente y está conectado, no se trata solo de mejorar la eficienci...