Jeffrey Sachs: "La esencia de la responsabilidad social corporativa consiste en que las empresas hagan llegar sus tecnologías a quienes se puedan beneficiar de ellas"

Jeffrey Sachs: "La esencia de la responsabilidad social corporativa consiste en que las empresas hagan llegar sus tecnologías a quienes se puedan beneficiar de ellas" Jeffrey Sachs: "La esencia de la responsabilidad social corporativa consiste en que las empresas hagan llegar sus tecnologías a quienes se puedan beneficiar de ellas"

A pesar de que ha realizado la mayor parte de su trabajo en la esfera pública, lo ha hecho con una intención fundamental: mejorar el bien público; concretamente, mejorar la vida de las personas pobres de todo el mundo. Recientemente ocupaba el cargo de asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, con relación a un grupo de iniciativas para mitigar la pobreza, los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En su último libro, The End of Poverty, Jeffrey Sachs describe cómo el Proyecto Milenio espera reducir la pobreza extrema, las enfermedades y el hambre en el año 2015.

Stephen Bernhut: En The End of Poverty, usted sostiene que la "economía clínica", como usted la denomina, es una solución para lograr que la gente salga de la trampa de la pobreza. ¿Podría describirnos la economía clínica?

Jeffrey Sachs: La economía clínica consiste en llevar el desarrollo económico a la ciencia con la misma precisión y atención –y también añadiría los mismos estándares éticos– que tiene la práctica de la buena medicina clínica. Después de 27 años casado con una pediatra clínica, he observado la esencia de la buena medicina clínica, que consiste, por supuesto, en contar con una rigurosa base científica y a continuación ser capaz de realizar un buen "diagnóstico diferencial", como lo llama el médico, de cualquier paciente determinado y del estado del paciente.

Por consiguiente, cuando uno ve el problema de la pobreza extrema, igual que cuando uno ve un paciente con fiebre, es necesario comprender que hay muchas posibles causas subyacentes. Tratar los síntomas casi nunca es suficiente, ya que no suele haber una única causa posible para un síndrome económico específico. Y, al igual que ocurre con la medicina clínica, la clave está en realizar un buen diagnóstico a partir de las diferentes posibilidades y, a continuación, realizar un buen régimen como respuesta. Parte del problema con el modo en el que se practica la economía hoy día es su actitud simplista, en la que las personas intentan por lo general vender a todo el mundo la que consideran que es la única solución o creen que lo que ha funcionado en un lugar funcionará automáticamente del mismo modo en otro, en lugar de darse cuenta de que, dado que las condiciones subyacentes son diferentes, son necesarios enfoques específicos adaptados correctamente a los problemas específicos.

En el caso de África, continente en el que he centrado gran parte de...