La economía colaborativa en las ciudades

La economía colaborativa en las ciudades La economía colaborativa en las ciudades
Business Review · TIC

Cada vez es más frecuente encontrar empresas basadas en la economía colaborativa. Así, negocios como el de Airbnb, Uber o LendingClub ofrecen actividades en las que sus participantes contribuyen con un recurso propio a un fondo común del que otros pueden sacar provecho. Los dos tipos básicos de intercambio transaccional, el de la empresa con el consumidor y el que se da entre consumidores, gozan, además, del respaldo de la tecnología, que contribuye a la eficiencia del mercado y a reducir los costes de transacción, facilitando la comunicación entre las partes y la resolución de desacuerdos. Pero ¿qué ha propiciado la aparición de este fenómeno? ¿A quién beneficia? Y, sobre todo, ¿ de qué forma puede llegar a transformar las ciudades?

 

 

 

 

 

 

 

 

Si bien existen varias definiciones del concepto "economía colaborativa", la que proporciona Arun Sundararajan1 capta sus cinco características clave: 
1.  Se basa, principalmente, en el mercado: la economía colaborativa crea mercados para bienes o servicios. 
2.  Es un capital de gran impacto: la economía colaborativa abre oportunidades para el uso eficiente de posibilidades y/o capacidades no utilizadas, en la vivienda, el tiempo o el dinero. 
3.  Se crean "redes" basadas en las multitudes en lugar de en instituciones centralizadas o en escalafones jerárquicos. 
4.  Se difuminan el ámbito personal y el profesional. 
5.  Se difuminan los límites entre el trabajo a tiempo completo y el trabajo ocasional, entre el empleo por cuenta ajena y el autónomo, entre lo que es trabajo y lo que es ocio.
En esencia, la economía colaborativa consiste en un acuerdo entre los participantes para contribuir con un recurso propio (por ejemplo, mano de obra, bienes o expresión creativa) a un fondo común del que otros puedan sacar provecho, tanto si se produce como si no una transacción comercial. Y este intercambio es facilitado por la tecnología de la información y las comunicaciones. No es sorprendente que los conceptos de economía colaborativa o compartida se hayan convertido en términos que se han puesto de moda. Tal vez Uber o Airbnb sean los exponentes más conocidos de esta nueva economía. Uber nació con la idea de ofrecer acceso a los vehículos con chofer como un servicio p...