La evolución de la estrategia

La evolución de la estrategia La evolución de la estrategia

¿Por qué es importante que los directivos y empresarios tengan conocimiento de la ciencia de la gestión empresarial? ¿Qué utilidad puede tener conocer los modelos estratégicos desarrollados en el pasado? ¿Para qué invertir tiempo en descubrir a los autores clave en la evolución de la estrategia empresarial? Estas y otras preguntas similares son muy habituales entre los directivos y empresarios. El compromiso del líder siempre es con el futuro de la compañía, y, generalmente, se ha intentado asociar las ideas en gestión empresarial con la novedad. Se persigue constantemente lo último y se (re)niega de la historia. No obstante, modelos y teorías que han aguantado bien el paso del tiempo pueden ser herramientas de gran utilidad para el directivo de hoy. Descubrir a otros líderes o académicos que antes se han enfrentado a problemas similares puede servir para abrir nuevas perspectivas. Conocer la evolución de la estrategia se convierte así en una fuente de nuevas ideas para el directivo del siglo XXI. El oficio de directivo tiene que ver con la experiencia, con el desarrollo de una función y con el aprendizaje a través de la acción. Pero también tiene que ver con el conocimiento de determinadas teorías y con el aprendizaje de las técnicas de gestión. De ahí que se hable del "arte y la ciencia de la dirección". A lo largo de los últimos cincuenta años, se ha podido asistir a un impresionante esfuerzo colectivo para desarrollar las ciencias de la administración y gestión empresarial. Tanto desde el mundo de las organizaciones como de la academia, se han ideado y diseñado modelos y herramientas para ayudar a los directivos a enfrentarse a sus retos empresariales. Desde disciplinas diversas, economistas, ingenieros, sociólogos, filósofos, psicólogos y antropólogos han investigado el complejo y apasionante fenómeno del desarrollo de las organizaciones. La paradoja es que todo este conocimiento, toda esta ciencia, sorprendentemente, no es muy conocido ni valorado por los directivos y empresarios actuales. Quizá uno de los motivos que más han influido en este desconocimiento es la percepción errónea de que las ideas en estrategia se convierten en obsoletas o caducan cuando surgen otras nuevas. De manera comercialmente interesada, se ha extendido la visión de que los modelos en gestión son como las tecnologías: cada nueva versión anula la anterior. Pero cuando se adquiere una perspectiva histórica, se puede observar cómo lo novedoso en estrategia se ha constr...