La nueva era de los 'marketplaces'

La nueva era de los 'marketplaces' La nueva era de los 'marketplaces'

Amazon.com, la tienda número uno en Internet, consigue el 34% de sus ventas en su marketplace, donde vende los productos de más de dos millones de vendedores de todo el mundo. En Estados Unidos, cuatro de los diez mayores detallistas online (WalMart, Staples, Sears y BestBuy) están construyendo sus propios marketplaces en sus tiendas online. La cadena norteamericana WalMart, por ejemplo, tiene en su tienda online más de seis millones de productos, pero solo dos millones son de su catálogo, ya que los restantes provienen de su marketplace. En lo que respecta a España, las mayores tiendas online son eBay y Amazon, y ambas disponen de un gran marketplace (de hecho, eBay es un marketplace puro).

Y llegan novedades: el gigante japonés Rakuten, también un marketplace puro, se está estableciendo en varios países europeos, entre ellos España; Google está probando un nuevo marketplace en California, con entrega de productos de negocios locales el mismo día, igual que eBay, que está desarrollando eBayNow, una red de 25 marketplaces locales con entrega en una hora. También existen marketplaces en tiendas europeas: FNAC vende en su tienda productos de otros vendedores, al igual que Pixmania, por poner dos ejemplos conocidos. Ciertamente, algo grande se mueve en el mundo del comercio electrónico.

CÓMO FUNCIONA

Un marketplace es el equivalente online de un mercado tradicional, un lugar donde muchos vendedores ofrecen sus productos a muchos clientes y en el que la importancia del mercado, el volumen de negocio que genera, depende del número de vendedores y del número de compradores. En su contrapartida virtual sucede exactamente igual. Para la venta a particulares, el primer mercado realmente importante fue eBay, que empezó como una web de subastas, para luego incorporar productos a precio fijo y, más tarde, tiendas completas. En los últimos años han aparecido otros grandes sitios, como Amazon o Rakuten, ya mencionados.

En general, los marketplaces orientados al consumidor (B2C) buscan la participación de vendedores locales, tanto grandes como pequeños. Por ejemplo, el de Amazon incluye, como se ha comentado, más de dos millones de vendedores, y, aunque también engloba 364 de los 1.000 mayores vendedores del mundo, la mayoría de ellos son pequeños.

Un marketplace combina una serie de elementos para configurar un modelo de negocio muy particular:

1 Dispone de un gran tráfico de público relevant...