La publicidad se mira en el espejo

La publicidad se mira en el espejo La publicidad se mira en el espejo

El anunciante permanecerá con la agencia hasta que algo le aleje, como una reacción negativa al servicio, al producto, o una reacción positiva a una nueva agencia. Además la agencia no puede trabajar para cualquiera que el cliente considere competidor, según determine esta unilateralmente. EL sector de la publicidad debe plantearse un modelo de negocio capaz de beneficiar tanto al anunciante como a la agencia.
Autor: Ron Benza