La relación hombre-máquina: ¿cómo transformará la forma de hacer márketing digital?

Publireportaje

La relación hombre-máquina: ¿cómo transformará la forma de hacer márketing digital? La relación hombre-máquina: ¿cómo transformará la forma de hacer márketing digital?

En el año 2001, un chatbot llamado GooglyMinotaur daba información en tiempo real a los fans de Radiohead sobre su grupo favorito. A través de mensajería instantánea (AOL IM), respondía preguntas sobre la gira del grupo y su historia, daba las últimas noticias y enlazaba a canciones en mp3, vídeos y compra de música. Incluso permitía algunos juegos. Fue el primer chatbot sobre música, creado por la empresa ActiveBuddy (posteriormente adquirida por Microsoft) y el sello musical Capital Records. Fue diseñado con el propósito de generar tráfico hacia sites de partners en comercio electrónico y contenidos online. En los primeros cuatro meses de actividad, superó el millón de visitas, con más de 200.000 visitantes únicos, y generó más de 24 millones de mensajes. Un fan permanecía de media más de siete minutos "conversando" con aquel bot. Pasados 15 años desde aquello, ¿qué diferencia a los nuevos chatbots? ¿Y por qué ahora este nuevo 'hype'? Parece que muy pocos chatbots (o bots) comerciales permiten hacer algo diferencial respecto a las posibilidades de Googly- Minotaur. La realidad es que nos encontramos en un momento en el que las nuevas tecnologías nos abren la puerta a una gran cantidad de oportunidades de innovación. Esto, por supuesto, ha creado grandes expectativas en las relaciones con clientes y usuarios, basadas en experiencias de uso más cercanas y humanas (a pesar de tratarse de bots) a la vez que más rápidas, sencillas y efectivas. Estas altas expectativas, junto a otros factores, han aumentado exponencialmente el interés en los chatbots aplicados a la relación con el cliente o usuario. Desde el punto de vista del mercado, es evidente que los canales más conocidos y naturales para el usuario son la mensajería instantánea en móviles; ahora tiene incluso más sentido utilizarlos para propósitos de márketing digital, ya que permite llegar a una audiencia potencial más amplia y segmentada. Desde el otro punto de vista, el de la creación, nos encontramos en un momento en el que es mucho más sencillo desarrollar soluciones basadas en bots. Las nuevas herramientas, API y plataformas en cloud para desarrolladores, facilitan y acortan los tiempos de creación y lanzamiento de nuevos conceptos. Esta relación a través de bots cada vez demanda mayor personalización y automatización, tanto por empresas como por usuarios. Es ahí donde la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático marcarán la diferencia. Las tendencias pasadas de estos últimos años–Clo...