Las interrelaciones entre banca y empresa

El sector opina

Las interrelaciones entre banca y empresa Las interrelaciones entre banca y empresa

Actualmente, las compañías exigen mayores servicios transaccionales, acompañados de información inmediata de tesorería, independientemente de tener o no la financiación. La información de gestión es básica y las herramientas operativas, necesarias para las empresas.

Una de las cuestiones más importantes es gestionar los cobros y los pagos correspondientes a su actividad profesional y preferentemente de forma digital, sin necesidad de desplazarse a las oficinas.

Hoy no se concibe una relación bancaria eficiente si no existe un entorno digital que facilite la actividad administrativa de la empresa; así, la banca electrónica se ha convertido en una herramienta básica de la relación con las empresas muy valorada. Si hablamos de cobros y pagos, las operaciones más relevantes son los pagos de impuestos, los pagos de Seguridad Social, las nóminas, la domiciliación de recibos, los pagos por transferencias y los cheques bancarios.

También a nivel de cobros, la domiciliación de cobros, la gestión de recibos y letras o las transferencias recibidas. Estas gestiones vienen acompañadas de líneas de financiación, necesarias para poder atender las diferencias de plazo de cobros y de pagos, como las pólizas de crédito, el descuento, el confirming –que es una gran herramienta mixta de servicio (pagos y cobros)–, junto con la financiación, tan necesaria para los proveedores.

Poco a poco, las empresas han incorporado financiaciones con valor añadido de cobro y/o de pago. Otro de los productos alternativos y novedosos que se han adoptado a lo largo de los últimos años es el factoring, que conjuga la financiación con el seguro de riesgo comercial y el servicio administrativo de gestión de cobro, y se ha convertido en un producto de alto valor para la correcta gestión de las empresas.