Las pymes y su desafío de crecer: realidad, mito y recomendaciones

Las pymes y su desafío de crecer: realidad, mito y recomendaciones Las pymes y su desafío de crecer: realidad, mito y recomendaciones

Por durabilidad se entiende el tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta la defunción de una empresa. Intuitivamente, la durabilidad es el resultado del cociente entre calidad de gestión de la competencia y calidad de gestión propia. Cuando el resultado del cociente es inferior a uno, la durabilidad aumenta; en el caso contrario, disminuye. Dentro del concepto de calidad de gestión se han de integrar muchas variables, siendo una de las más importantes la mejora continua del modelo de negocio. Sigamos con el tema de durabilidad. Hace unos años, el Banco de Corea hizo un estudio de las empresas más longevas del mundo. Según este trabajo, en el mundo existen 5.586 empresas con una antigüedad de más de doscientos años, de las cuales 3.146 están en Japón y 837 en Alemania. En España, apenas media docena. El estudio daba algunas claves de la sorprendente durabilidad de las empresas japonesas. La primera de estas claves era la confianza como elemento transversal de gestión y guía a la hora de tomar decisiones. La confianza se fundamenta en la reciprocidad. Primero se da, después se pide y, eventualmente, se acaba exigiendo al que recibe pero no está dispuesto a dar. La confianza es un elemento fundamental en la ecuación de crear interdependencias sanas en el ecosistema que habitan las empresas. La reciprocidad se sustenta a la vez en el conocimiento de los intereses y de las circunstancias de la otra parte. Y, en ello, la habilidad de crear conversaciones honestas, sinceras y relevantes juega un papel importante. En resumen, podemos afirmar que un crecimiento que a la vez sea compatible con la durabilidad del negocio ha de trabajar los ejes de confianza, reciprocidad, conocimiento mutuo y conversaciones reales entre las partes que componen el ecosistema en el que habita la empresa. El desafío no es menor. El segundo factor detrás de la durabilidad, según el informe del Banco Central coreano, es sorprendente: prioridad baja al tamaño y, en consecuencia, al crecimiento. La filosofía es que cuanto más grande se hace una empresa, más inflexible y menos adaptativa se vuelve. La metáfora que utilizan es que hay casi infinitas especies de mosquitos y, sin embargo, solo dos de elefantes. Parece como si tamaño y durabilidad fuesen antónimos. Otra forma gráfica de decir lo mismo: el crecimiento por el crecimiento es la lógica del cáncer... Un tercer factor de durabilidad lo encontraron en el balance: preferencia por autofinanciar el crecimiento...