Los empleados, un factor clave para mejorar la reputación

Los empleados, un factor clave para mejorar la reputación Los empleados, un factor clave para mejorar la reputación
Business Review (Núm. 264) · Recursos humanos
Management & Innovation (Núm. 12) · Recursos humanos

Los trabajadores son un factor determinante para conseguir la diferenciación de la organización de la que forman parte. Por ello, se precisa un liderazgo que impulse acciones transversales de influencia en la sociedad y en los empleados, así como herramientas de gestión que clarifiquen las palancas sobre las que actuar. Este artículo revisa los últimos hallazgos de un modelo científicamente validado que identifica las palancas de acción que deben activarse para fomentar comportamientos en los empleados que impacten de forma positiva en la reputación global de la organización.

La diferenciación es vital en mercados competitivos. Y para alcanzar una diferenciación sostenible es necesaria la orientación al logro ("ser diferente hoy") y la capacidad para transformarse ágilmente ante nuevos retos ("para seguir siendo diferente mañana"). Ahora bien, en una sociedad hiperconectada como la nuestra, la diferenciación realmente sostenible, la que no puede copiarse, se sustenta en aspectos cualitativos como la marca, la reputación, la legitimidad, los valores, el servicio al cliente y a la sociedad, etc. En este contexto, los empleados no solo influyen, sino que son un factor determinante para desarrollar estos aspectos.

Y es que el entorno en el que operan las empresas está plagado de retos: nuevos competidores que reinventan los modelos de negocio tradicionales, cambios en las condiciones demográficas, normativas y sociopolíticas, formas de trabajo nunca vistas, la constante transformación en el modo de relacionarnos con el resto de personas y con las organizaciones y el empoderamiento de los grupos de interés. Ante esta realidad, las empresas deben evolucionar y responder adecuadamente a las exigencias de su entorno si quieren seguir siendo relevantes en un contexto en el que se ha dejado de competir exclusiva y únicamente por variables de tipo financiero y que limita la capacidad de diferenciación por el producto y la tecnología. Hoy, la clave del éxito está en el reconocimiento que te otorgan tus grupos de interés. Así, es fundamental conocer sus expectativas para poder responder a ellas adecuadamente y obtener su respeto, su empatía y su respaldo.

EL ROL DE LOS EMPLEADOS, CADA VEZ MÁS RELEVANTE

Hasta ahora, los modelos de gestión de la reputación corporativa han puesto su foco en la medición o evaluación de la reputación que una organización merece según sus grupos de interés. En estos estudios se analiza la perspectiva de los empleados dentro del espectro de grupos de interés de una organización. Este enfoque es de gran utilidad para conocer el alcance del reconocimiento social que el trabajador tiene como parte de la organización y de la sociedad al mismo tiempo, pero resulta insuficiente para activar comportamientos favorables en él. Activar el comportamiento en las relaciones internas y ante el cliente es la palanca clave de los modelos más actuales de gestión del cambio.

Los empleados son mucho más que un grupo de interés que observa y valora la reputación de la empresa como s...


Ángel Alloza

·

CEO de Corporate Excellence

Clara Fontán

·

Intelligence & Knowledge Senior Manager de Corporate Excellence

Concha Gómez

·

Jefa del Área de Comunicación Interna de Estudio de Comunicación

Pablo Gonzalo Molina

·

Director del Área de Comunicación Interna de Estudio de Comunicación