Los retos del Big Data desde la gestión empresarial

Colaboración

Los retos del Big Data desde la gestión empresarial Los retos del Big Data desde la gestión empresarial

Estamos asistiendo a la adopción del Big Data por parte de las empresas a un ritmo creciente. Si bien inicialmente eran los departamentos de Tecnología los que lideraban proyectos, buscando ahorros en costes en el almacenamiento y procesamiento masivo de datos, posteriormente, los departamentos de Márketing han adoptado el Big Data con el fin de apoyar sus estrategias de digitalización y buscar la mayor eficiencia de las campañas comerciales, gracias a un mayor conocimiento del cliente.

El Big Data en las estrategias empresariales Según un reciente estudio de IDC, las principales empresas a nivel mundial o bien ya están adoptando estrategias empresariales alrededor del Big Data, o bien planean adoptarlas en los próximos dos años. Lo más relevante es que esta adopción masiva se está liderando, cada vez más, desde la dirección ejecutiva. De hecho, solo un 10% de los proyectos relacionados con el Big Data son puramente proyectos de IT.

La clave de esta tendencia imparable está en la constatación de que la adopción del Big Data aporta un retorno de inversión claro para el negocio, explicitado en forma de nuevos tipos de ingresos, como consecuencia de la anticipación de la demanda, el desarrollo de nuevos productos y servicios personalizados, las ganancias a nivel de eficiencia operativa, la mayor capacidad de análisis para la toma de decisiones y la prevención de riesgos y fraude. Pero también el Big Data es la fuente de nuevos modelos de negocio basados en la monetización del dato, lo que está provocando la transformación de las empresas de servicios en empresas de datos. Es un fenómeno transversal que afecta a todas las industrias y sectores. Lo más diferencial es que, por primera vez, la demanda de cambio y adaptación rápida que requiere el negocio no tiene por qué estar acompasada con los ritmos de transformación tecnológica. El Big Data se potencia gracias a la nube, la infraestructura virtualizada y la analítica avanzada como servicio. Por lo tanto, mientras las áreas de IT diseñan su roadmap evolutivo para integrar sus arquitecturas tradicionales y encajarlas con el Big Data, el negocio puede ir desarrollando proyectos tácticos basados en casos de uso con un retorno de inversión a corto plazo.

Pero reconocer la importancia del Big Data no significa ser capaz de adoptarlo con éxito. Y es así porque conseguir realizar el potencial del Big Data constituye un reto no solamente de procesos o capacidades tecnológico...