Otra vez 'funky'

Otra vez 'funky' Otra vez 'funky'
Business Review · Recursos humanos

¿Cómo ha cambiado el mundo desde el año 2000? Bueno, lo primero que se observa es que ha cambiado mucho. El cambio es una realidad. Turistas y refugiados viven en nuestro mundo, a? rma el artista italiano Francesco Clemente –uno puede adoptar el cambio o bien intentar escapar de él–. El problema para el último grupo es que, en un mundo cada vez más transparente y más conectado globalmente, no cabe duda de que Martha and the Vandellas, las estrellas de la Motown, tenían razón: no hay ningún lugar al que huir y ningún sitio en el que esconderse.

El gran problema simplemente se ha hecho más grande. Si hubiera que elegir un problema clave en la agenda del mundo, tendría que ser el cambio climático. El clima es nada más y nada menos que la temperatura a lo largo del tiempo en grados Fahrenheit o Celsius. Los huracanes, el deshielo de los grandes glaciares polares, los tsunamis, etc. son simplemente los efectos del cambio climático. Ningún libro de negocios puede solucionar el cambio climático, pero un libro puede suponer una diferencia a la hora de de? nir las organizaciones y los líderes que tienen en cuenta responsabilidades más amplias que el balance general.

El problema es que esto es cada vez más difícil. Hay algo muy similar al clima en nuestros sistemas económicos y sociales: la cantidad de información que transferimos al resto de los seres humanos. En términos personales y organizacionales, esto puede ser tan nocivo como lo son para el clima las emisiones de CO2. Mire a su alrededor y piense. Hemos cambiado el clima en nuestras sociedades más allá de lo imaginable. Y, cuando cambiamos el clima social y económico, toda actividad humana se ve afectada: en la política, los negocios, la espiritualidad, la educación, etc.

¿Escéptico? Bueno, analice la historia reciente. La Unión Soviética cayó porque Moscú no pudo controlar el ? ujo de información que entraba y salía del país. La abundancia de información signi? có que incluso el poderoso sistema soviético ya no pudiera mantener el control sobre sus ciudadanos. La transparencia que siguió como consecuencia de la difusión sistemática e internacional de la información es una noticia especialmente mala para cualquier dictador que pretenda intimidar a los ciudadanos, clientes o colegas. Conéctese a Google Earth y dé una vuelta por las democracias del mundo. Piense en cuántas había hace sesenta años.

El cambio climático también di? culta la vida para aquéllos, d...