Pautas saludables para directivos

Pautas saludables para directivos Pautas saludables para directivos

El cuidado de la salud de los trabajadores es cada vez más protagonista en la organización de una empresa, tanto desde una perspectiva social como física y psicológica. Y es que el buen funcionamiento de un negocio está estrechamente ligado al buen estado de sus empleados, ya que ello contribuye a reducir las tasas de absentismo y las rotaciones, así como a incrementar la productividad y la satisfacción con el empleo. Expertos en el tema profundizan en estas cuestiones y ofrecen pautas y conductas para fomentar el bienestar y conseguir que ello repercuta en la empresa.

 

 

 

 

 

 

Cada vez surgen más iniciativas corporativas que se preocupan por la salud de sus empleados. Y es que las compañías saben que, cuidando a las personas, protegen la savia de la organización. De este modo, temas tradicionalmente muy vinculados al ámbito personal, como la gestión del estrés, la importancia de la dieta y el ejercicio, la mayor productividad derivada del bienestar individual, el equilibrio emocional o la necesidad del descanso y la desconexión laboral pasan a ocupar un espacio creciente en las estrategias de los departamentos de Recursos Humanos En los últimos años, los conceptos relacionados con la salud en el trabajo han ido ocupando un importante espacio tanto en la cultura organizativa como en las perspectivas de opinión.

A partir de una visión de la "salud organizacional" absolutamente basada en criterios legalistas, y cuyos logros fueron objeto de revoluciones sociales, estamos viviendo en la actualidad una visión de esa "salud organizacional" prácticamente conectada con la estrategia, cuyos logros se lucen ante el mercado como paradigmas del employee branding y criterios demostrativos de employee experience.

Lejos queda la Revolución Industrial, en la que se celebraban asambleas públicas para pedir que la jornada de trabajo de los hombres se redujera a dieciocho horas al día y en la que, como escribió Montagu Valpy, "la organización del trabajo era un sistema de esclavitud desenfrenada en todos los sentidos, en el social, en el físico, en el moral y en el intelectual".  

No obstante, sería una imprudencia cultural olvidar que las razones que llevaron a aquellos modelos sociales a evolucionar fueron más debidas al carácter revolucionario y reivindicativo de los sindicatos que a la visión "human ...