Perspectivas sobre el liderazgo

Perspectivas sobre  el liderazgo Perspectivas sobre  el liderazgo

Este artículo invita a reflexionar sobre el papel como líder y reta a visualizar las ambiciones y el comportamiento como líder. Desde una perspectiva actual y completa sobre el liderazgo, se expone un debate de distintas perspectivas sobre el tema, para determinar una definición principal. A continuación, se discuten siete conceptos erróneos que existen en torno al liderazgo y los dilemas en el comportamiento de la gestión, y continúa, en la última parte, con los elementos esenciales del liderazgo en terrenos de incertidumbre. Para finalizar, se expone una perspectiva contemporánea del liderazgo en las organizaciones y comunidades.


LÍDERES E INICIADORES

Para ser un líder no tienes que desempeñar un papel formal de liderazgo. Cualquier persona en la organización puede tomar la iniciativa, ya sea, por ejemplo, para mejorar la colaboración o para incrementar el valor para el cliente, poner en marcha innovaciones, efectuar cambios o alcanzar resultados. El liderazgo tiene que ver con si se está dispuesto a tomar la iniciativa. Si ejerces un papel de liderazgo, la pregunta fundamental es si estás dispuesto, paradójicamente, a ceder el liderazgo y si puedes alentar a otros para que lo asuman. Hay muchas definiciones de liderazgo. Esta diversidad de perspectivas merecería, por sí sola, una reseña. En cualquier caso, se pueden señalar cinco tipos de definiciones de liderazgo: tradicional, oficial, enfocado en los objetivos, transaccional y transformador.

Tradicional

La definición de liderazgo tradicional es inducir a las personas a hacer algo que no harían por iniciativa propia. Otra definición de liderazgo implica la posibilidad de aplicar sanciones para influir en los resultados de un proceso de interacción. El poder siempre está presente en las organizaciones. Muchos directivos emplean el poder para lograr que se hagan las cosas. Este podría ser el poder posicional, mediante castigos y recompensas, o mediante órdenes. Y también suele implicar, por lo general, formas de poder más sutiles, como el uso de la información y la experiencia, el análisis de acontecimientos o el establecimiento de coaliciones para lograr que las cosas se hagan. 

Desde este punto de vista, el poder y el liderazgo están estrechamente relacionados. Sin embargo, es ilusorio pensar que se puede motivar eternamente a las personas mediante el poder. En los procesos de cambio, el uso del poder, a menudo, con...