‘Social robots’: una oportunidad para el márketing

‘Social robots’: una oportunidad para el márketing ‘Social robots’: una oportunidad para el márketing
Márketing y Ventas (Núm. 159) · TIC

Existen documentos que muestran que los primeros autómatas humanoides podrían haberse desarrollado en el Antiguo Egipto, y corresponderían a estatuas animadas de dioses que interactuaban con los fieles para fidelizarlos y, posiblemente, dominarlos. Y es que el interés por estos “mecanismos” con apariencia humana ha estado presente a lo largo de la historia: en 1495, por ejemplo, Leonardo da Vinci imaginó y dibujó un autómata con fines militares, con forma de caballero capaz de ponerse en guardia; y, posteriormente, otros grandes pensadores e inventores, como René Descartes, se focalizaron en el autómata como juguete, o como niño o infante para compañía. Y más aún: ¿quién no recuerda a los “replicantes” de la película Blade Runner, o a C3PO de Star Wars? Aunque sumamente expandidos en el universo cinematográfico, poco a poco nos vamos acercando cada vez más a esa “ficción”. Prueba de ello es que a un robot humanoide-ginoide (como se conoce a los robots con apariencia femenina), llamado Sophia, se le concediese la ciudadanía saudí en 2017, algo, evidentemente, únicamente reservado hasta ahora a las personas.

 

Las nuevas tecnologías ofrecen a las empresas soluciones eficaces para responder a las necesidades de un consumidor hiperexigente que busca no solo servicios y productos personalizados, sino nuevas experiencias.

 

Lo cierto es que el mercado de los social robots está en pleno crecimiento: en su informe Social Robot Market - Forecasts from 2018 to 2023, la empresa de estudios de mercado Knowledge Sourcing Intelligence LLP proyecta un crecimiento anual en este ámbito del 13,75% hasta 2023. La irrupción de la inteligencia artificial está ayudando a este impulso, además de redefinir la relación entre marcas y clientes: las nuevas tecnologías ofrecen a las empresas soluciones eficaces para responder a las necesidades de un consumidor hiperexigente que busca no solo servicios y productos personalizados, sino nuevas experiencias. Los robots humanoides ofrecen un gran potencial en este sentido. Interactivos, comunicativos y próximos; con capacidad para empatizar, identificar el lenguaje verbal, reconocer rostros e, incluso, las emociones, son el aliado ideal de los profesionales del márketing a la hora de captar el interés del usuario y mejorar la experiencia de cliente, entre otras funcionalidades que trataremos en este artículo.

Pero, antes, ¿qué es un “robot social”? Con este conce...


David López

·

Colaborador académico del Departamento de Márketing en ESADE Business School y socio-director de FHIOS Smart Knowledge

Jordi Vinaixa

·

Profesor asociado del Departamento de Dirección General y Estrategia en ESADE Business School