Tendencias de la banca española

El sector opina

Tendencias de la banca española Tendencias de la banca española

Los bancos facilitan la captación del ahorro, financian las operaciones de la economía y transforman los tiempos tomando recursos a corto plazo y prestándolos a medio y largo plazo. Desde mediados de 2014, los bancos de la zona euro (ZE) pueden financiarse acudiendo a las subastas a largo plazo del BCE, o bien colocando sus excedentes de liquidez en las arcas del banco central, pero pagando el 0,40%, lo que implica que, cuando tienen sobrantes de liquidez, la pueden ofrecer al mercado al por mayor, y el euríbor, a uno, tres o seis meses, puede llegar a ser negativo, en virtud de las políticas de "QE" (del inglés "quantitative easing"). Los prestatarios pagan menos por sus hipotecas.

Los bancos facilitan la liquidez del sistema, y para los exportadores aseguran las operaciones de comercio exterior mediante créditos documentarios irrevocables, pagaderos contra los documentos de embarque. Facilitan las operaciones de cobro y pago dentro y fuera de la ZE y canalizan el ahorro hacia fondos de inversión colectiva, diversificados por sectores y monedas. Son expertos en el tratamiento del riesgo y diseñan operaciones para cada perfil de cliente.

En resumen, en España, el sistema avanza hacia una creciente concentración, con menos oficinas, menos empleados por oficina y menos cajeros automáticos. Aumenta el uso de plataformas electrónicas que hacen posibles los cobros y pagos por medios digitales, desde smartphones y por ordenador, y compiten con ventaja ante la competencia de otros bancos de la ZE.