Utilice tácticas de seguimiento no fastidiosas

Utilice tácticas de seguimiento no fastidiosas Utilice tácticas de seguimiento no fastidiosas

¿Puede ser perseverante sin molestar a los demás? Sí, cuando adopte estos hábitos para hacer seguimiento a sus contactos:

? Fije unas expectativas. Durante su primer contacto, dígale a la otra persona que planea hacer un seguimiento y pregúntele qué método prefiere. Ejemplo: "Me gustaría poder responder a las preguntas que le puedan surgir sobre la propuesta. ¿Puedo llamarle el miércoles?". Eso también permitirá a la otra persona ajustarse a sus expectativas. Probablemente reciba una respuesta como esta: "No podré revisarla hasta la semana que viene. Le enviaré un correo electrónico cuando pueda comentarlo con usted".

? Sea específico. No deje duda con respecto a que desea recibir una respuesta, incluso si la novedad es "No hay novedad". Diga algo como: "Si todavía no ha tenido oportunidad de revisar la propuesta, por favor, hágame saber cuándo debería llamarle".

? Ofrezca una oportunidad final. Si no recibe respuesta en el plazo de uno o dos días después de su primer mensaje, haga un intento más. Puede darse el caso de que un contacto tenga un buen motivo para no haber contestado. Truco: varíe su método para que el impacto sea mayor. Si primero envió un correo electrónico, llame ahora. Si llamó primero, envíe una nota escrita como segundo intento. No desperdicie el tiempo llamando y enviando correos electrónicos cuando sus esfuerzos den como fruto un silencio. A veces, abandonar –temporalmente– es una muestra de su profesionalidad. Añada una nota a su calendario para volver a esa cuestión pasado un tiempo.


expand_less