Algunos efectos de la política de tipos de interés cero

Algunos efectos de la política de tipos de interés cero Algunos efectos de la política de tipos de interés cero
Business Review (Núm. 299) · Finanzas

Los tipos de interés cero (ZIRP: 'zero interest rate policy') afectan de forma desigual a las distintas industrias y sectores empresariales, y aunque tienen, a corto plazo, un efecto positivo en la economía, ya que incentivan la inversión y el consumo, también pueden acarrear efectos negativos. ¿Cuáles son sus principales características?

Ante la crisis que se generó a partir del año 2008, los países occidentales reaccionaron empleando políticas económicas que ayudasen a salir de la recesión. En política monetaria, se adoptaron medidas poco ortodoxas que llevaron a la compra masiva de deuda y a la fijación de tipos de interés cada vez más bajos. Es lo que se conoce como política monetaria expansiva.

Al comienzo de la tercera década de este siglo, en los países occidentales nos encontramos con una situación económica en la que los tipos de interés son nulos (cuando no negativos (1)), como consecuencia, entre otros motivos, de la generalizada situación de contención en los precios, debida al incremento de la competitividad que se deriva de una economía cada vez más global y sujeta a transformaciones digitales.

En la medida en que el futuro siga siendo global y digital, la situación con los tipos de interés parece que tiene visos de continuidad. Ante esta realidad, conviene preguntarse:

• ¿Cuáles son las causas que han provocado esta situación de los tipos de interés?

• ¿Es una buena noticia que los tipos de interés sean nulos? ¿Para quién o para qué?

• ¿Qué efectos se derivan de una situación de este tipo?

 

En este artículo tratamos de dar respuestas a estas preguntas.

 

Algunos datos sobre la política monetaria expansiva del siglo XXI

El inicio del siglo XXI se ha caracterizado por la gran crisis que comenzó en 2007-08. Desde que surgió la economía moderna con la revolución industrial, esa crisis solo es comparable a la gran depresión de 1929, que se extendió a los años 30. Al igual que la de 1929, la de 2007-08 fue originariamente una crisis de deuda, que comenzó en Estados Unidos, pero ambas son muy distintas en cuanto a las medidas económicas adoptadas (ver el cuadro 1 en el pdf descargable).

En Estados Unidos, a partir de 1929 se adoptó una política monetaria restrictiva, que llevó a elevar las tasas de interés y a contraer aún más la economía. Sin embargo, en la crisis de 2007-08, Estados Unidos rápidamente adoptó políticas monetarias expansivas que provocaron una drástica reducción de las tasas de interés, y la eurozona con algo más de retraso. Estos tipos cero (o incluso negativos) han sido decisivos para que la economía no sufriera un desastre similar a la crisis de 1929 (el PIB en Estados Unidos en 1932 disminuyó un 27% respecto ...


Rafael Hurtado Coll

·

Profesor asociado del área de Finanzas en IE Business School

Francisco López Lubián

·

Profesor y Director del Área de Finanzas de IE Business School

expand_less