Big Data: Nuevos productos creados a partir de los datos

Big Data: Nuevos productos creados a partir de los datos Big Data: Nuevos productos creados a partir de los datos

JC

Josep Curto

Márketing y Ventas (Núm. 143) · Márketing
Management & Innovation (Núm. 17) · Márketing

Las aplicaciones de Big Data son múltiples y tienen enfoques muy diferentes. A saber: toma de decisiones, inteligencia operacional, validación y resolución de problemas sobre datos complejos, comercio de datos o creación de productos y servicios basados en datos. De todas estas propuestas, destacaría la última. ¿Por qué? Porque, sin duda, abre la puerta a nuevas fuentes de ingresos. Así pues, ¿cómo usar los datos para el desarrollo eficiente de productos y servicios?

Las organizaciones empresariales tienen hoy la posibilidad de apalancarse en el dato para el desarrollo de productos más eficientes e incrementar sus posibilidades de crecimiento en el mercado. En este artículo se dan a conocer casos de uso que, aunque hipotéticos, tienen su reflejo en la realidad empresarial, y se ofrecen recomendaciones para definir la futura evolución de una organización en su orientación al dato.

Una nueva generación de productos y servicios está actualmente ya disponible para empresas y consumidores que buscan mejorar aspectos de la vida profesional y personal. Desde la música que escuchamos cuando vamos al trabajo hasta qué métricas de rendimiento son las más relevantes para el negocio. Así sucede también cuando caminamos por ciertas ciudades, tomamos algunos medios de transporte, vemos series de televisión o, incluso, cuando comemos determinados alimentos.

En definitiva, estos productos y servicios se fundamentan en datos históricos, contextuales y en tiempo real que se capturan, procesan, almacenan, analizan y se representan mediante tecnologías de Big Data y de machine learning.

Aunque esto sea algo que nos suene a ciencia ficción, no lo es. Es ya la realidad de millones de personas que han incorporado a su día a día productos y servicios basados en hechos concretos y en datos que les "hacen" más eficientes a través de nuevas soluciones. Incluso muchas veces sin ni siquiera saberlo. Del mismo modo sucede en las organizaciones empresariales, que tienen la posibilidad de apalancarse en el dato para el desarrollo de productos más eficientes e incrementar sus posibilidades de crecimiento en el mercado. Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de "datos"? Cuando nos referimos a datos, debemos hablar de las estrategias que usamos para generar valor sobre ellos. Sin duda, la estrategia más destacada en este contexto es el Big Data, puesto que, frecuentemente, trabajamos con datos complejos en su naturaleza.

No obstante, según los últimos estudios de la consultoría Gartner, el Big Data ya no estaría en auge. Son múltiples los factores que lo avalarían, pero es cierto que una de sus tecnologías más conocidas –Hadoop– ha cumplido ya diez años y que es el momento de buscarle un sustituto. Todo hace suponer que los hypes (o modas en tecnología) se han terminado y que hemos entrado en el "valle de la desilusión". Numerosas investigaciones han revelado que, para muchas compañías, desarro...


Josep Curto

·

Profesor adjunto del área de Sistemas de Información y de Human Science and Technology School en IE Business School; profesor de Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación en UOC; CEO en Delfos Research y chief data science officer en Institute of Passion