Cambio de trabajo: recetas para anular el miedo

Cambio de trabajo: recetas para anular el miedo Cambio de trabajo: recetas para anular el miedo

La mejor terapia para estar preparados y reducir el temor ante la posibilidad de perder o cambiar de empleo es cultivar la autonomía, la competencia y la socialización. Si a ello le sumamos un trabajo de análisis de nuestra historia profesional y de creación de marca personal, llegaremos ante la mirada y evaluación de los responsables que gestionan el talento de las empresas con la batalla casi ganada

Aunque nos cueste creerlo, o decidamos subestimarlo para mantener a salvo alguna creencia que tenemos preestablecida, todos los días hay mucha gente reinventando su carrera profesional o dándole un giro más o menos radical. Los motivos para hacerlo son variados: desde buscar un nuevo reto a dejar de sentirse estancado o poco valorado en el puesto de trabajo actual, pasando por descubrir una nueva vocación y satisfacer la ambición de prosperar y crecer, mejorar en aspectos de conciliación familiar o superar un trauma de diferente intensidad y naturaleza (por haber perdido el empleo, por haber tenido que cerrar la empresa que uno había fundado o por algún tipo de disrupción en la esfera de la vida personal, como la pérdida de un ser querido, hacer frente a una enfermedad o superar una depresión, entre muchas otras razones).

La clave principal para afrontar el cambio con positividad siempre radica en saber ejercer un control eficaz sobre estados de ánimo como el miedo, la angustia o el resentimiento (en el sentido de culpabilizar a otros, e incluso a uno mismo, de la situación de crisis o estrés que se está atravesando). Ejercer un buen gobierno sobre nuestra mente y cuerpo supone poseer un firme autoconocimiento de quiénes somos: qué es lo que nos motiva y qué nos empequeñece ante las adversidades, así como cuáles son las fantasías y los sesgos que influyen en nuestro comportamiento y nos hacen tomar decisiones equivocadas. Por tanto, dicha sabiduría del yo es un factor decisivo para que sepamos procesar con la suficiente racionalidad la incertidumbre que observamos que afecta a nuestra vida. Lo que en la práctica significa tener la capacidad de aplacar el pánico que suele embargarnos cuando uno se deja atrapar por la idea reduccionista de que lo que se ha perdido, o lo que puede perderse, representa algo irrecuperable, y que el porvenir ya nunca podrá traernos ni lo mismo que venía siendo ni algo mejor. Es decir, caemos en la desesperanza al dar por sentado que todo lo que podrá acontecer será necesariamente peor de lo que estaba dado anteriormente, en vez de abrirnos a la novedad como una prueba para nuestro desarrollo como personas. 

En consecuencia, lo primero que se debería hacer para estar preparado y enfocar con coherencia y propósito una situación de cambio, ya sea de puesto de trabajo o de carrera profesional, es revisitar el plano de la conciencia y de las creencias que guían nuestras decisiones. Es preciso ordenar e...


Alberto González Pascual

Director de Cultura, Desarrollo y Talento de PRISA Media. Profesor de la URJC, Esade y Universidad Villanueva ·

Director de Cultura, Desarrollo y Selección de PRISA. Doctor cum laude en Ciencias de la Información (UCM) y Pensamiento Político (Universidad Pablo de Olavide). Colabora como articulista, además de con Harvard Deusto Review, con EL PAÍS Retina y EL PAÍS Tecnología, Do Better ESADE, El Huffington Post y Diario de Sevilla. Es profesor asociado de las Universidades Rey Juan Carlos y Villanueva. Director académico del curso de transformación cultural de organizaciones en ESADEAlumni de la JFK School of Government de Harvard University y de Cornell University, donde se ha graduado en psicología del liderazgo y liderazgo adaptativo. Investigador de Cártel especializado en la noción de angustia en la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis y Campo Freudiano de Madrid. Colabora como juez de la Liga Española de Debate Universitario (LEDU).

 

Sígueme en: