Caso Cimber. Gestionando las turbulencias: el desarrollo del modelo de negocio en una aerolínea de propiedad familiar

Casos prácticos

Caso Cimber. Gestionando las turbulencias: el desarrollo del modelo de negocio en una aerolínea de propiedad familiar Caso Cimber. Gestionando las turbulencias: el desarrollo del modelo de negocio en una aerolínea de propiedad familiar
Business Review · Estrategia

En la primavera de 2015, 65 años tras su fundación y tras haber superado las crisis del petróleo, cambios generacionales, nubes de cenizas y una quiebra, Cimber, una aerolínea propiedad de una familia, fue adquirida por su socio de alianza, la gran SAS. Este artículo explica la historia de cómo Cimber logró cambiar su modelo de negocio repetidas veces a lo largo de medio siglo para sobrevivir como aerolínea propiedad de una familia, hasta que la adquisición marcó su final como empresa familiar. Estos cambios reflejan la lógica cambiante de la creación y captación de valor, describiendo, en esencia, la actividad de la empresa.

Las raíces de Cimber se remontan a 1950, cuando Ingolf Lorenz Nielsen fundó la aerolínea en Sønderborg, una pequeña localidad del sur de Dinamarca. Dinamarca se reparte entre la península de Jutland, que conecta Dinamarca con la Europa continental, y más de cuatrocientas islas. Al encontrarse en el norte de Europa, mantiene estrechos lazos históricos con otros países nórdicos, como Noruega y Suecia. Ha sido miembro de la Unión Europea desde 1973, aunque sigue utilizando la corona danesa como moneda propia. La población de Dinamarca asciende a 5,6 millones de personas, y ha sido valorado una y otra vez como uno de los países más felices del mundo. Tiene un modelo de economía mixta moderna y se sitúa por delante de EE. UU. en términos de PIB nominal per cápita, pero con uno de los tipos marginales del impuesto sobre la renta más altos del mundo. Combina uno de los mercados laborales más flexibles de Europa con uno de los sistemas de protección social más generosos.

Analizando la situación de Cimber, encontramos que, como la mayor parte de las compañías aéreas, ha afrontando unos cuantos retos a lo largo de su historia. Solo en la última década ha padecido la crisis financiera (reducción del gasto en transporte aéreo de empresas y consumidores), la nube de ceniza de Islandia (que afectó a muchos vuelos europeos y transcontinentales, con un impacto financiero importante en muchas aerolíneas) y el aumento del precio del petróleo (que comporta un importante aumento en los costes de la industria aeronáutica). Para reducir estas y otras interdependencias e incertidumbres ambientales, Cimber se vio obligada a cambiar su modelo de negocio varias veces. Incluso en el plano formal, la compañía ha cambiado de propietarios y de situación jurídica, siendo designada como Cimber Air A/S (1950-2008), después como Cimber Sterli...