¿Cómo fomentar la creatividad? Lecciones desde el arte

¿Cómo fomentar la creatividad? Lecciones desde el arte ¿Cómo fomentar la creatividad? Lecciones desde el arte

Estas páginas tienen como objeto entender la creatividad y plantear modelos que permitan poner en diálogo la creatividad artística y la creatividad en las empresas. La idea es abordar la innovación con un enfoque singular, aportando una perspectiva nueva desde una disciplina en la cual la innovación forma parte de su propia esencia, el arte. No se pretende aportar categorías, sino enlazar dos mundos a priori tan distantes como son el de la empresa y el del arte.

Vamos a seguir un criterio planteado por el pintor Mark Rothko que servirá para entender cómo opera un artista, pero al mismo tiempo se puede plantear como una fórmula que ayudará a establecer un modelo de creatividad para entornos no artísticos. En este sentido nos sirven también como ejemplos otros artistas que destacan por su carácter innovador, tomando como especial referencia a aquellos artistas que han hecho del mercado, y de su self-branding, la base fundamental de su propia creatividad: Warhol, Koons o Murakami.

LAS CLAVES INTERPRETATIVAS DEL ARTE: CREATIVIDAD Y EMPATÍA

Pocos términos son tan complicados de abordar cómo el del fenómeno que llamamos arte. En la tradición filosófica, el arte era una dimensión práctica del conocimiento. Desde esta visión, el arte consistía en reconstruir y representar acciones del ser humano, traspasando el umbral de la pura construcción material, para llegar a ser un elemento presencial que enfrentaba al hombre con su lugar en el mundo. Esta concepción aleja al arte de las meras cuestiones técnicas, o de la perfección en la imitación o en la representación, y lo relaciona directamente con la libertad.

Autores como Gombrich han venido a defender este acercamiento humanista al arte. Así, en el comienzo de su conocida Historia del Arte, Gombrich afirma que "no existe, en realidad, el arte como tal; sólo existen los artistas". Esta visión defiende que lo esencial del arte no es su categorización, sino que lo realmente importante es el carácter personal, tanto de la acción creativa del artista como de la percepción del espectador, es decir, el arte como reflejo de la experiencia humana: la experiencia personal del artista y la del espectador.

La teoría de Steiner dice que "el arte existe porque existe el otro", donde ese otro somos todos, sin tener en cuenta las condiciones del que emite, del que recibe o del que interactúa con el mensaje. Todos estamos invitados a participar a través de una empatía ...