Cómo la gamificación nos ayuda a vender más: Casos de éxito

Cómo la gamificación nos ayuda a vender más: Casos de éxito Cómo la gamificación nos ayuda a vender más: Casos de éxito

JC

José Carlos Cortizo

Márketing y Ventas (Núm. 163) · Márketing

La gamificación destila de los juegos su gran capacidad para seducir a nuestros usuarios, permitiéndonos aprovechar todo ese potencial para mejorar el negocio. Ofrece la posibilidad de dotar de interactividad y de un mayor ‘engagement’ a las campañas de ‘marketing’ y ventas y, lo mejor de todo, permite vender más. Empresas de todo tipo han utilizado con éxito estas técnicas para mejorar sus objetivos de visibilidad, captación de ‘leads’, aumento de conversión o, incluso, fidelización de clientes. En este artículo repasamos algunas buenas experiencias

Los videojuegos son los productos online de más éxito en nuestro tiempo. Basta ver cómo un juego como Fortnite, por ejemplo, ha conseguido 350 millones de usuarios en apenas dos años y medio y ha creado un auténtico mundo virtual en el que suceden grandes eventos, como el concierto que ofreció dentro de este videojuego el rapero estadounidense Scott Travis, y que reunió a más de doce millones de jugadores de forma simultánea. Ninguna campaña de marketing es capaz de conseguir esos resultados sin contar con la base de productos tan potentes y con tan alto poder de generar engagement como son los videojuegos.

La gamificación no es otra cosa que “extraer” la esencia del engagement que subyace en los juegos, así como todos los recursos que nos ofrecen estos medios, para conectar con nuestros usuarios o clientes. Por ello, bien utilizada, la gamificación, entendida como una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito profesional con el fin de conseguir mayores resultados, mejorar alguna habilidad o recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos, se convierte en una de las mejores herramientas al servicio del marketing. Conozcamos algunas de las mejores experiencias en este ámbito.

 

MCDONALD’S Y EL MONOPOLY La idea de usar la gamificación y el poder de los juegos en campañas de marketing no es nueva. En 1987 nacía la conocidísima campaña “El Monopoly llega a la vida real” en McDonald’s, con la que la cadena de hamburguesas realizaba su particular versión del famoso juego de Hasbro ofreciendo sus propios premios: a través de tarjetas regaladas en los menús, bebidas y patatas, se podían coleccionar las calles, con el objetivo de conseguir las del mismo color para obtener todo tipo de recompensas reales. Esta campaña promocional ha sido una de las más exitosas de la historia, y ha llevado a la marca a repetirla y adaptarla una y otra vez, hasta 2015, en mercados tan dispares como Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, España, Portugal, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Taiwán… Solo en 2010, McDonald’s consiguió aumentar un 5,6% sus ventas en Estados Unidos gracias a la edición anual de esta acción. ¿En qué radica su éxito? En que emplea la mecánica llamada “de recolección”, una de las acciones que el ser humano tiene más interiorizada por su pasado como cazador-recolector, a la que se suma el co-branding junto a una marca tan conocida como es Monopoly, asociación que “juega” c...


José Carlos Cortizo

·

Profesor en The Valley, KSchool y Universidad Ecommerce. CMO y socio en Product Hackers y podcaster en En.Digital y Tribucasters. Cofundador del Gamification World Congress