Cómo las "supermentes" ciberhumanas han empezado a redefinir el futuro del trabajo

Cómo las "supermentes" ciberhumanas han empezado a redefinir el futuro del trabajo Cómo las "supermentes" ciberhumanas han empezado a redefinir el futuro del trabajo

El debate constante –y a veces ruidoso– sobre cuántos trabajos (y de qué tipo) serán los que las máquinas inteligentes dejarán para que sean realizados, en el futuro, por los humanos está olvidando un aspecto destacado: así como la automatización del trabajo que hacían los humanos ha permitido, en el pasado, hacer muchas cosas que antes no se podían hacer, en el futuro habrá grupos de personas y ordenadores trabajando juntos, y se podrán hacer muchas cosas que no se pueden hacer ahora por separado.

Para imaginar cómo podrá suceder esto sería útil fijarse en algo que resulta obvio, pero que pocas veces se tiene cuenta: prácticamente todos los logros humanos –desde el desarrollo del lenguaje escrito hasta la elaboración de un sándwich mixto– requieren el trabajo de grupos de personas, no solo de individuos aislados. Incluso los grandes descubrimientos de genios individuales como Albert Einstein no han surgido de la nada; se cimentan sobre el ingente trabajo realizado anteriormente por otros.

Los grupos humanos que logran todas estas cosas se pueden describir como "supermentes". Y defino "supermentes" como un grupo de personas que actúan juntas de modos que resultan inteligentes.

Las supermentes toman muchas formas. Entre estas se encuentran las jerarquías de la mayoría de las empresas y otras organizaciones; los mercados que ayudan a crear e intercambiar muchos tipos de bienes y servicios; las comunidades que emplean prestigio y normas para guiar el comportamiento de muchos grupos profesionales, sociales y geográficos; y los sistemas democráticos comunes en gobiernos y otras organizaciones.

Todas las supermentes tienen un tipo de inteligencia colectiva: una capacidad de hacer cosas que los individuos de dichos grupos no podrían haber hecho por separado. Lo realmente novedoso es que las máquinas puedan participar cada vez más en las actividades físicas e intelectuales de estos grupos. Eso significa que podríamos combinar personas y máquinas para crear supermentes más inteligentes que cualquier grupo o individuo que se haya conocido sobre nuestro planeta.

Para hacer eso, necesitamos entender cómo pueden trabajar juntos personas y ordenadores de una manera más eficaz en aquellas tareas que requieran inteligencia. Y para eso necesitamos definir inteligencia.

¿Qué es la inteligencia?

El concepto de inteligencia es notablemente resbaladizo, y personas distintas lo han defini...