Cómo tomar mejores decisiones sobre el coronavirus

Cómo tomar mejores decisiones sobre el coronavirus Cómo tomar mejores decisiones sobre el coronavirus

La toma de decisiones alcanza su máxima importancia en tiempos de crisis, y ahora es, sin duda, uno de esos momentos. Pero también se vuelve más difícil en épocas de estrés, cuando los resultados futuros son inciertos, cosa que también describe el momento actual. Un motivo es porque, en entornos altamente cambiantes y de alto estrés, es probable que aparezcan sesgos cognitivos que influyen nocivamente en la toma de decisiones

El campo de la economía conductual, liderado por los psicólogos sociales Daniel Kahneman y Amos Tversky, ha identificado una serie de sesgos cognitivos que afectan a la toma de decisiones, generalmente de manera negativa. No hay una lista definitiva de tales sesgos, pero Wikipedia enumera 124 que afectan a la toma de decisiones. Es aleccionador ver todas las maneras en que los cerebros humanos distorsionan los procesos de decisión; quizá habría que asombrarse de que alguna vez se tome una decisión acertada.

He estado reflexionando acerca de todos los sesgos de decisión que han entrado en juego con respecto a la COVID-19. Resulta evidente que entre algunos de nuestros líderes políticos (estadounidenses), y también entre ciudadanos de ese país, se están dando sesgos cognitivos en la toma de decisiones. Tal vez si ponemos esto de manifiesto mejorarán los procesos de decisión de todos, incluidos los políticos, que toman decisiones a gran escala que afectan a millones de personas, los líderes empresariales, que toman decisiones que afectan a sus organizaciones y a muchos stakeholders, y aquellos que toman decisiones por sí mismos y sus familias.


Sesgos frecuentes que enmarcan nuestra manera de entender la COVID-19

Las creencias y las intuiciones que nacen de las emociones son potentes y pueden guiar a la gente hacia decisiones desacertadas. Si comprendemos nuestros sesgos, tendremos mayor oportunidad para contenerlos y progresar hacia decisiones mejores.

He enumerado los sesgos que creo que están más relacionados con las decisiones que debemos tomar en relación con la COVID-19 por orden aproximado de frecuencia e importancia (hay tantos que, si los enumerara alfabéticamente, ¡es posible que nunca encontrara los importantes!).

• Sesgo del ‘statu quo’. Yo mismo caí en él varias veces durante las primeras etapas de la pandemia. El sesgo del statu quo implica considerar el estado actual de las cosas como óptimo y cualquier cosa diferente como algo peor. Me encontré diciendo: “Hemos planeado este evento, por lo que debe realizarse”. Varios de mis clientes que planearon eventos se quejaban de exactamente lo mismo, sin adaptarse a la nueva realidad.

La forma de superar este sesgo es preguntarse: “¿Planificaría ese mismo evento/vuelo/reunión hoy, dada la situación actual?”. En la mayoría de los casos, se dará cuenta de que adaptarse a la nueva realidad (cancelar o modificar sus p...


Thomas H. Davenport

·

Catedrático de Tecnología y Gestión de la Información en el Babson College. Miembro de la Iniciativa MIT en Economía Digital y asesor sénior del servicio Analytics and Cognitive de Deloitte.