Con nombre propio

Con nombre propio Con nombre propio

En ocasiones la identificación de una marca con un producto impide que la empresa saque al mercado un producto de otro sector manteniendo la misma marca. Así que hay que mantenerse a la altura de las expectativas que crea el nombre de marca para iniciar una nueva categoría de producto. Para expandirse es necesario comprender los valores que vende la marca, de esta forma se evitan productos inadecuados. O sea, si la marca tiene atribuidas cualidades como la precisión y la calidad, la expansión debe ir en esa dirección.
Autor: Melissa Master