Creación de valor en recursos humanos a través del desarrollo de marca como empleador

Creación de valor en recursos humanos a través del desarrollo de marca como empleador Creación de valor en recursos humanos a través del desarrollo de marca como empleador

La manera en la que la crisis ha afectado al empleo y la incógnita y la perspectiva de cómo serán las relaciones entre empleador y trabajador en el futuro están obligando a una revisión del paradigma y a buscar respuesta a una serie de preguntas que confluyen en una: ¿cuál y cómo será el papel de la dirección de recursos humanos en la empresa del futuro?

¿Qué les está pasando a las empresas?

Sin haber desaparecido los condicionantes previos a la crisis (el efecto de la competencia global, los cambios demográficos, la transformación en las relaciones y los procesos motivada por la tecnología), ahora se enfrentan con otras dificultades: el difícil acceso a un elemento que antes estaba disponible sin dificultad, el dinero; las restricciones de los consumidores (compran menos y son más exigentes), y la necesidad de gestionar empleados enormemente decepcionados. En definitiva, han perdido su capacidad de controlar su entorno.

Así que muchas han elegido el camino del redimensionamiento, en estructuras muy similares de la organización trébol que predijo Charles Handy, con los efectos de transformación en las relaciones de empleo: nunca volverán a ser como antes, pues las empresas no volverán a ampliar sus estructuras con la imprudencia con que en algunos casos se ha hecho; los trabajos disponibles exigirán el reciclaje  e, incluso, la reinvención personal permanente. Los empleados deberán ser, más que nunca, los dueños de sus propias carreras profesionales.

¿Qué les está pasando a las personas?

No cabe duda de que se ha producido un gran cambio en los valores. Los trabajadores quieren que las empresas les proporcionen un espacio de desarrollo, dando más valor a la dedicación cualitativa que a la cuantitativa. Como los consumidores externos de productos o servicios, se han vuelto más poderosos, más informados, más exigentes y menos fieles. Por eso la creación de valor hacia los empleados a través de estrategias de marca debe ser una de los principales prioridades, si no la máxima, que debemos gestionar en los departamentos de recursos humanos. Esto no es una preocupación nueva, pero hoy día se ha convertido en una cuestión crítica.

Recordemos una de las conclusiones de las investigaciones de dos reconocidos autores tras analizar los factores que podrían explicar el éxito sostenido de una serie de grandes compañías, que plasman en uno de los libros más vendidos sobre management:

expand_less