Crecer más rápido cambiando la narrativa de la innovación

Crecer más rápido cambiando la narrativa de la innovación Crecer más rápido cambiando la narrativa de la innovación
Business Review (Núm. 288) · Estrategia

Las compañías que aumentan las ventas más rápido que sus rivales del sector articulan una narrativa de innovación coherente y convincente y confían en cuatro potentes palancas para hacerla realidad.

Los directivos están saturados de recibir consejos y sugerencias sobre cómo alcanzar el crecimiento orgánico de ventas a través de la innovación. Las propuestas van desde emular las mejores prácticas de compañías innovadoras, como Amazon, Starbucks o 3M, hasta adoptar conceptos populares como el “pensamiento de diseño”, los principios de la metodología Lean startup, los boot camps para la innovación y la cocreación con clientes. Si bien estas sugerencias, que llegan con la mejor intención, deben ser valoradas, seguirlas sin haber entendido antes la narrativa de innovación de su empresa es equivalente a pasar de los síntomas a la cirugía sin contar con un diagnóstico.

La narrativa de innovación es un área de la cultura empresarial que suele pasarse por alto y que encierra la confianza de los empleados sobre la capacidad de una empresa para innovar. Es un poderoso catalizador, tanto de la acción como de la inacción. Y descubrimos narrativas de innovación con dos “sabores” básicos: las que ratifican y las que niegan el crecimiento, o alguna combinación de ambas.

Las compañías que lideran –o aspiran a liderar– sus sectores industriales en cuanto a crecimiento orgánico necesitan tener a punto una narrativa de innovación coherente, que ratifique su crecimiento. Y debatiremos por qué eso es importante y cómo debería ser. Pero ¿qué acciones respaldan el desarrollo y el mantenimiento de una narrativa de este tipo? Para responder a esta pregunta, probamos dieciocho palancas de innovación posibles e identificamos las cuatro en las que más confían los líderes del crecimiento orgánico para mantenerse por delante de sus competidores. Las cuatro palancas son las siguientes:

1. Invertir en talento innovador.

2. Fomentar una “prudente” asunción de riesgos.

3. Adoptar un proceso de innovación centrado en el cliente.

4. Alinear métricas e incentivos con la actividad de innovación.

Estas cuatro palancas les resultarán familiares a los profesionales de la innovación, pero sus efectos se intensificarán si se enfocan desde la perspectiva de la gestión. Sirven como las denominadas “reglas simples”: es decir, evitan la confusión y la dispersión de esfuerzos que se producen al intentar activar demasiadas palancas a la vez o de manera descoordinada, y canalizan y dan prioridad a los esfuerzos de los directivos para incorporar en sus empresas una narrativa de innovación que afirme el crecimient...


George S. Day

·

Professor Emeritus Geoffrey T. Boisi y Senior Fellow del Mack Institute for Innovation Management en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania. Autor de diecinueve libros de márketing, innovación y gestión estratégica

Gregory P. Shea

·

Profesor asociado de Gestión en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, Senior Fellow del Wharton Center for Leadership and Change Management y presidente de Shea and Associates Inc.