Economía en los años 20: nueve retos

Economía en los años 20: nueve retos Economía en los años 20: nueve retos
Business Review (Núm. 312) · Finanzas

¿Qué nos depara la realidad económica de los años venideros? ¿A qué situaciones, problemáticas y dificultades van a tener que hacer frente las empresas para poder seguir realizando su actividad? Aquí se analizan los principales retos a tener en cuenta para adaptar los modelos de negocio a lo que nos depara el futuro próximo

A comienzos de la década de los años 20 y (esperemos) al final de las anomalías producidas por la pandemia de la COVID-19, conviene reflexionar sobre los principales retos económicos que se presentarán en los próximos años y que las empresas deberían tener en cuenta para adaptar su modelo de negocio a esa previsible realidad económica.

En este artículo se presentan los nueve principales retos que van a influir en el ambiente económico y van a tener que ser gestionados por el mundo empresarial en esta década.

 

1. Tipos de interés bajos El incremento de la competitividad que se deriva de una economía cada vez más global y sujeta a transformaciones digitales provoca una situación generalizada de contención en los precios, que se refleja en unos tipos de interés bajos o nulos. En la medida en que el futuro previsible siga siendo global y digital, la situación con los tipos de interés parece que tiene visos de continuidad para los próximos años. Adicionalmente, la razón de los tipos reducidos se encuentra en las políticas ultraexpansivas realizadas por los bancos centrales en los últimos años. En el cuadro 1 se muestran los tipos de interés a largo plazo de diferentes países, mientras que el cuadro 2 recoge el balance de varios bancos centrales, demostrando el enorme aumento de la cantidad de dinero.

 

Una situación de tipos de interés bajos penaliza el ahorro y dificulta la inversión, favoreciendo el mantenimiento de situaciones de alto apalancamiento financiero que no se corresponden con rentabilidades reales y que deberían haber desaparecido: las llamadas empresas zombis.

Un mercado de deuda donde hay una continuidad de tipos de interés bajos o nulos provoca una subida de los precios en los activos reales, una distorsión en el modelo tradicional de intermediación bancaria (los depósitos dejan de ser remunerados y pueden pasar a ser penalizados) y un incremento en el riesgo que se precisa para obtener rentabilidades reales positivas.

Por lo tanto, los principales efectos negativos de una política monetaria muy expansiva (que conduzca a tipos de interés muy bajos) son los siguientes:

a) Inadecuada redistribución de rentas: se penaliza al ahorrador.

b) Mantenimiento de empresas no suficientemente rentables: empresas zombis.

c) Asunción de mayores riesgos por parte de ahorradores e inversores.

d) Encarecimi...


Francisco J. López Lubián

Profesor del área de Finanzas en IE Business School ·

Rafael Hurtado Coll

Profesor del área de Finanzas en IE Business School ·