El dilema de la empresa familiar: ¿ser o no ser innovadora?

El dilema de la empresa familiar: ¿ser o no ser innovadora? El dilema de la empresa familiar: ¿ser o no ser innovadora?
Business Review · Estrategia

Innovar consiste en hacer algo nuevo o diferente, y comprende el proceso de desarrollo y aplicación de una nueva idea. Es el elixir de la vida para las empresas, con independencia de su tamaño u otros atributos, ya que el éxito, crecimiento y supervivencia de la empresa dependen de su capacidad de innovación a lo largo del tiempo, especialmente en mercados inestables e inciertos. El concepto de innovación va más allá del de invención (creación de un nuevo producto/ mercado) y puede basarse en conocimiento nuevo, o bien en la reconfiguración de conocimiento existente de forma novedosa, como el clásico economista Schumpeter ya destacaba en 1934. Por lo tanto, desde un punto de vista económico, para que un producto, un proceso o un sistema de gestión pueda ser considerado como una innovación, no tiene por qué ser algo nuevo en sentido estricto, sino nuevo en el mercado en donde se quiere introducir. Innovar lleva asociado todo un proceso, que se inicia con la percepción de señales que muestran la necesidad de innovar, continúa con el diseño, experimentación y desarrollo de las innovaciones y termina con la puesta en marcha de la innovación de la que se trate en el mercado en el que participe la empresa.

EL ESCENARIO COMPETITIVO ACTUAL Y EL PUNTO DE PARTIDA EN LA RELACIÓN EMPRESA FAMILIAR E INNOVACIÓN

Los continuos cambios que se producen en el entorno competitivo actual, con una rápida evolución de la tecnología y el acortamiento de los ciclos de vida de productos y empresas, unidos a la enorme incertidumbre asociada a los escenarios futuros, obligan a las empresas a buscar, mediante la innovación, garantías para cumplir sus principales objetivos. Así, el éxito empresarial va a depender, en gran medida, de la capacidad que tengan las organizaciones para acometer procesos de innovación, que les ayudarán a alcanzar los objetivos de crecimiento, rentabilidad o supervivencia. En este escenario, las empresas familiares con vocación de continuidad en el largo plazo, buscando la persistencia generacional, están sujetas a estos planteamientos y necesitan acometer procesos de innovación, debido al papel relevante que esos procesos presentan en su planificación estratégica. En este sentido, en diversos estudios, cuando se analiza la innovación en las empresas familiares, se ha observado que el carácter familiar tiene una clara influencia en el comportamiento ante los procesos de innovación. Nos encontramos así ante una pregunta ya clásic...