El mejor mensaje no cambia

El sector opina

El mejor mensaje no cambia El mejor mensaje no cambia

Comunicar es para las empresas similar al acto de respirar para las personas. Actualmente, si no comunicas, sencillamente, mueres. Es esencial hacer llegar de forma clara y eficiente un mensaje que contribuya a crear una identidad propia que sea capaz de generar valor y diferenciación para la empresa. La comunicación es una actividad clave para alcanzar los objetivos estratégicos de una organización, y son reconocidos su impacto y su relevancia en los cada vez más competitivos mercados donde se desarrolla la actividad empresarial.

La comunicación del siglo XXI ha roto con los marcos teóricos que en tiempos pasados sirvieron de modelo para las estrategias de comunicación. En una sociedad interconectada donde los avances tecnológicos irrumpen con nuevos códigos, debemos aprovechar las posibilidades que brinda la comunicación digital en un entorno global que parece no tener límites. Nunca fue tan fácil tener voz en tantos escenarios y llegar a segmentos inaccesibles, pero nunca fue tan difícil conseguir alcanzar una alta cobertura ante la gran saturación de canales y fragmentación de las audiencias. En este nuevo entorno, la creatividad debe florecer para ser capaz de discriminar tu mensaje y que no se ahogue en un mar de millones de impactos. La generación de contenidos relevantes para el consumidor, unida a una gestión adecuada de todo el flujo de datos que favorezca una esmerada selección de medios y soportes, permitirá optimizar los presupuestos de comunicación.

Un tema que preocupa especialmente a las empresas es su “reputación”. Las marcas nunca fueron tan vulnerables a perderla. Fácilmente, un usuario de redes sociales se convierte en un activo comunicador capaz de ejercer el liderazgo de opinión. Por ello, ante un entorno multicanal, donde tiene lugar la inmediatez y es posible que cualquier usuario se convierta en prescriptor, debemos considerar la satisfacción de los consumidores como el elemento clave de éxito en la estrategia de comunicación. Pueden  aparecer nuevos agentes, canales y códigos, pero el mejor mensaje para una empresa sigue siendo el mismo del siglo pasado: la satisfacción de sus consumidores. No hay mejor campaña de publicidad que la recomendación de un cliente satisfecho.

Marta Tena

·

Profesora en IQS School of Management y directora de Comunicación y Márketing corporativo en IQS