El papel de la universidad en la formación orientada a la empresa

El sector opina

El papel de la universidad en la formación orientada a la empresa El papel de la universidad en la formación orientada a la empresa

Mirar la empresa en su conjunto, hablar su idioma y ser socio de los resultados que persigue es nuestra forma de dar respuesta a la creciente demanda de proyectos exclusivos a medida por parte de las organizaciones.

Proyectos de formación, capacitación y entrenamiento para un nuevo liderazgo, para la creación de una visión o para la transformación cultural, donde la consultoría se está convirtiendo en una pieza esencial, transversal y omnipresente a la que recurrimos antes, durante y después de cada intervención.

La cocreación mano a mano con la empresa cliente arranca, hoy más que nunca, con una fase de consultoría estratégica, imprescindible para conocer en detalle la realidad, las necesidades, los KPI donde va a impactar el proyecto y los resultados a conseguir, así como las expectativas de los profesionales destinatarios de nuestros servicios en el proyecto.

La consultoría resurge también para atender la creciente exigencia de resultados medibles de forma cuantitativa y cualitativa. La consultoría de rendimiento está permitiendo presentar dichos resultados en términos de aprendizajes adquiridos, de cambios en comportamientos, de mejora en los ratios clave de los participantes y de la rentabilidad de la inversión.

Consultoría, entrenamiento y resultados se entrelazan, pues, para acompañar con eficacia al cliente en la construcción del cambio que quiere ver, para que aflore la inteligencia colectiva de la organización y que su estrategia se traduzca en nuevos hábitos productivos en el comportamiento de sus profesionales.