El peso de los aspectos éticos

Artículo en colaboración con:

  • Talentia
El peso de los aspectos éticos El peso de los aspectos éticos

Cuanta más tecnología, más deprisa avanzamos y más rápido sobrevienen los cambios revolucionarios. Esto es así desde los tiempos de la rueda, la imprenta, el vapor o la electricidad, pero, en lo que se refiere a la organización empresarial, la velocidad no es la misma. Los entornos laborales sienten este estrés más que ninguno, con resoluciones traumáticas en muchos casos. En el mejor de ellos, se resume en un ERE ordenado, y en el peor, en la quiebra de la compañía, dejando un reguero de deudas e impagados detrás. Y es que muchas industrias se están viendo sobrepasadas por incumbentes y cambios de paradigma que cuesta digerir.

 

Los profesionales se están reconvirtiendo y reinventando a marchas forzadas, y no es solo el reto ante la robotización y el machine learning, el auge de los chatbots o los avatares de realidad virtual. Obviamente, hay que tener las antenas muy abiertas para intentar captar cómo se van adaptando los líderes y qué casos de uso triunfan. La inteligencia colectiva y el compartir experiencias son instrumentos muy valiosos para analizar cómo se transformará el trabajo y aceptar los principales retos. En este sentido, uno de los triggers va a ser
el comportamiento ético. Los entornos laborales forman el segundo espacio de vida más importante después del hogar, y, como en la sociedad en su conjunto, este deberá ser conciliador, diverso e inclusivo.

 

Estamos ya en la moda del talento 4.0, donde se ha roto la dicotomía entre personas que valen y las que no: todas las personas tienen talento y capacidad de desarrollarlo creando los contextos de aprendizaje adecuados. Otra cosa que se está modificando es que, frente a las máquinas programadas para no equivocarse, las personas necesitan equivocarse para aprender de sus errores y reforzar su capacidad de relación con el otro, visión estratégica de negocio y creatividad para abordar escenarios de cambio constante. Por otro lado, las organizaciones van a tender hacia la distribución en equipos autónomos que toman decisiones de manera ágil, con estructuras flexibles y donde las jerarquías se diluyen y los empleados conviven con freelancers y colaboradores externos. 

 

Eso sí, el alineamiento entre propósito, visión y misión a nivel corporativo va a ser cada vez más importante entre todos los actores, porque será el pegamento que mantenga todo unido, reforzando el éxito y el apego en el employed branding.

 

 

Enrique Escobar Peña

Managing Director Iberia & LATAM de Talentia Software

 

Enrique Escobar

·

Managing Director Iberia & Latam de Talentia Software

expand_less