Experimentos y datos para organizar el trabajo de la era pos-COVID-19

Experimentos y datos para organizar el trabajo de la era pos-COVID-19 Experimentos y datos para organizar el trabajo de la era pos-COVID-19
Business Review (Núm. 311) · Recursos humanos

Casi todos los líderes y empleados se preguntan cómo serán el trabajo y los negocios cuando haya acabado la pandemia. Ahora que las vacunas para la COVID-19 aprobadas se están distribuyendo por todo el mundo, podemos ver algo de luz al final de este largo y oscuro túnel en el que todos hemos estado trabajando y viviendo. Pero ¿cuáles serán los atributos del entorno empresarial tras la pandemia y cómo los seleccionaremos? ¿Trabajar desde casa o volver a la oficina? ¿Usar Zoom para llamadas de ventas o volver a aeropuertos y viajes de negocios? En nuestra opinión, los entornos empresariales pandémicos y posteriores a la pandemia presentan grandes oportunidades para cuestionar suposiciones que hace mucho que duran y responder a esas preguntas utilizando experimentos y datos.

Cómo se organiza el trabajo y el impacto que eso tiene en la productividad, la satisfacción laboral, la equidad, la colaboración y la responsabilidad social debe ser un área de interés prioritaria. Es posible que las empresas deban reexaminar problemas sistémicos que arrastran desde hace tiempo, como la inclusión: si bien algunas organizaciones han logrado avances en esta área en los últimos años, la pandemia ha tenido un impacto desproporcionado sobre ciertos grupos de empleados (como las mujeres y las personas con hijos), lo que significa que las organizaciones ahora deben evaluar sus pérdidas, y trabajar para recuperarse e ir construyendo sobre los adelantos logrados antes de la pandemia.

Este es un buen momento para recurrir a los ensayos como guía a la hora de tomar decisiones, utilizando todo tipo de experimentos en torno a factores que han sido influenciados por la pandemia. Estos experimentos no tienen por qué ser terriblemente costosos en estos tiempos difíciles; algunos pueden ocurrir naturalmente, y muchas empresas ahora tienen equipos de análisis de datos en RR. HH. y en otros departamentos que pueden recopilar y analizar la información necesaria. Algunas compañías han recopilado suficientes datos relevantes durante el año pasado como para poder tomar decisiones acerca de cómo organizar el trabajo tras la pandemia. Otras disponen de datos insuficientes en este momento, pero pueden empezar a realizar experimentos para generar los datos que les faltan.

 

Tipos de decisiones en las que los experimentos y los datos pueden ayudar Una de las preguntas más importantes para muchas empresas es si se debe exigir a los empleados que vuelvan a una semana laboral de cinco días en la oficina. Hemos visto datos que demuestran que trabajar desde casa ha tenido beneficios tales como menos tiempo perdido en los desplazamientos, menos CO2 en la atmósfera y quizá incluso una mayor productividad. Según un estudio de Stanford, el número de días a la semana que los empleados quieren estar en la oficina tras el fin de la COVID-19 varía muchísimo: la respuesta media es de dos días, pero el 25% de los encuestados dijo que cinco días y el 20% dijo que nunca. Algunas empresas ya han tomado posiciones radicales, como Skillshare, con sede en Nueva York, que ha cerrado todas sus oficinas físicas. Otras, como Netflix, están dirigidas por un CEO que se refiere al trabajo remoto como “un negativo puro”, sin beneficio alguno. Ni una...


Thomas H. Davenport

·

President’s Distinguished Professor of Information Technology and Management en el Babson College, profesor invitado en la Saïd Business School de la Universidad de Oxford, miembro de la MIT Initiative on the Digital Economy y asesor sénior de la AI and Analytics Practice de Deloitte y de Glasswing Ventures

Thomas C. Redman

Presidente de Data Quality Solutions y coautor de The Real Work of Data Science: Turning Data Into Information, Better Decisions, and Stronger Organizations (Wiley, 2019) ·