Has decidido innovar, y ahora, ¿qué?

Has decidido innovar, y ahora, ¿qué? Has decidido innovar, y ahora, ¿qué?
Business Review (Núm. 212) · Estrategia

Como ha escrito Pankaj Ghemawat en su libro Mundo 3.0, decir que estamos en un una época de retos sería como empezar una novela con "era una oscura noche de tormenta...". Lo mismo se aplica a la innovación: decir que las empresas deben innovar para ser más competitivas sería como empezar un cuento con "érase una vez...". La innovación constituye un factor fundamental para que las empresas puedan competir y en algunos casos sobrevivir, por lo que existe un creciente interés por conocer cuáles son los factores que determinan su éxito y cómo llevarla a cabo. En el presente artículo, reflejamos la segunda decisión que los ejecutivos tienen que tomar cuando han tomado la primera de empezar la aventura de la innovación en sus empresas: vale, necesito innovar, pero ¿cómo organizo la innovación en mi empresa?

Las dudas que asaltan a los directivos a la hora de tomar esta decisión suelen ser las siguientes:

•  Si en mi sector no hay innovación, ¿cómo voy yo a ser capaz de innovar? "En mi sector normalmente se compite por costes, el cliente solo quiere lo mismo pero a un precio cada vez más bajo, no estamos para pamplinas de innovación, tenemos que sobrevivir", esta es la respuesta que nos dio un mando medio de una empresa del sector de componentes de automóviles ante la pregunta de cómo innovaba su empresa. Es muy normal que empresas que están en sectores de baja intensidad tecnológica y alta concentración de competidores tengan estrategias de bajo coste (por ejemplo, las empresas textiles), pero también hay que pensar que innovar no es solo lanzar un producto que rompa el mercado, sino también añadir un servicio, mejorar un proceso o cambiar el modelo de negocio. Por tanto, se trata de desmitificar la innovación simplemente asumiendo que se pueden hacer las cosas de una forma distinta y que conlleve una mejora para la empresa, el cliente, el sector, el proveedor o, incluso, la sociedad.

•  "Mi empresa es muy vieja, la innovación no encaja con la cultura". Como hemos comentado anteriormente, ya nadie discute que la innovación constituye un factor fundamental para la supervivencia de la empresa y la cultura organizativa es un factor importante a la hora de innovar, por lo que si esta choca frontalmente con la innovación, igual es el momento de plantearse la necesidad de un cambio cultural.

•  "La innovación puede que dé resultados a largo plazo, ¡pero mi empresa los necesita ya!". Existe una necesida...


David Ruiz de Olano

·

Profesor del Departamento de Márketing de Deusto Business School.