La evaluación del ROI y sus implicaciones estratégicas de futuro

El sector opina

La evaluación del ROI y sus implicaciones estratégicas de futuro La evaluación del ROI y sus implicaciones estratégicas de futuro

Medir el ROI ha sido, históricamente, una de las mayores preocupaciones de las empresas a la hora de definir la eficacia de los presupuestos destinados a márketing y publicidad; pero, con la llegada de los medios digitales, el concepto ha evolucionado, ya que ahora disponemos de más datos acerca de toda la actividad realizada por el consumidor desde que inicia un proceso de interés hacia un producto hasta que se produce la compra del producto.

Tener presente el ROI nos ayuda en la toma de decisiones a la hora de optimizar nuestro presupuesto, pero el primer paso para determinar cuál es nuestro retorno de inversión es realizar un plan de márketing fijándonos unos objetivos medibles, que no siempre tienen que ser las ventas. Si, por ejemplo, nuestro objetivo es mejorar la relación con los usuarios, entonces nuestra inversión deberá ir dirigida a campañas en redes sociales, y deberemos asignar qué valores queremos alcanzar por cada euro invertido.

El desafío actual está en utilizar de forma efectiva dichos datos para obtener toda la información sobre el desarrollo en tiempo real de las campañas y poder aplicar los learnings en campañas futuras, de manera que ya no sea imposible dar respuesta a la cuestión formulada por John Wanamaker: "Sé que desperdicio la mitad del dinero que empleo en publicidad, el problema es que no sé qué mitad".