La responsabilidad social corporativa al estilo TATA

La responsabilidad social corporativa al estilo TATA La responsabilidad social corporativa al estilo TATA
Business Review · Marketing

A medida que la responsabilidad social corporativa (RSC) adquiere cada vez más importancia a la hora de lograr y mantener una ventaja competitiva, muchas empresas se han sumado a las iniciativas medioambientales y sociales. Sin embargo, ¿pueden este tipo de iniciativas fomentar el buen comportamiento ciudadano al mismo tiempo que refuerzan la ventaja competitiva de una empresa? Comenzando con una reestructuración de TATA en 2001, los consejeros delegados de las empresas TATA han desarrollado colectivamente un enfoque integrado para incorporar la sostenibilidad en el modo de pensar con respecto a sus sistemas, su personal y sus procesos. En 2007, sus esfuerzos culminaron en el lanzamiento de un protocolo de liderazgo que fomenta un legado sistémico y un modelo de personalidad para la próxima generación de líderes de TATA. Este enfoque exhaustivo para la ejecución de las estrategias de sostenibilidad puede a? anzar la conexión entre la responsabilidad social corporativa y la competitividad global.

La sostenibilidad de Wal-Mart es total. MacDonald's está haciendo que sus cadenas de suministro sean más ecológicas con el ? n de fomentar el comercio justo de café y una pesca sostenible. Monsanto desarrolló un tipo de soja sin grasas transgénicas, que contribuyó a hacer que el pollo frito del Kentucky Fried Chicken fuera una comida más sana, y en la actualidad colabora con agricultores de todo el mundo para minimizar el impacto global de la agricultura en el medio ambiente. Igualmente, el Prius de Toyota ayuda a que las personas preocupadas por el cambio climático tomen la decisión adecuada a la hora de desplazarse al trabajo.

Pocos líderes corporativos mostrarían su discrepancia con respecto a que "las empresas deben invertir en responsabilidad social corporativa como parte de su estrategia para ser más competitivas", tal como a? rman Porter y Kramer. Sin embargo, establecer una conexión entre comportarse bien y obtener buenos resultados plantea nuevos retos en la formulación y ejecución de la estrategia. Hay una serie de directrices sistemáticas que han contribuido a difundir las mejores prácticas entre las corporaciones enfocadas en el futuro: la ISO 14000 de gestión medioambiental, las Sustainability Reporting Guidelines (memorias de sostenibilidad) de la Global Reporting Initiative y, más recientemente, el código de conducta SA8000 de Social Accountability International. A medida que aumenta el número de empresas que se adhieren a e...