La revolución del "Internet of Things"

La revolución del "Internet of Things" La revolución del "Internet of Things"

El mundo físico se va a convertir en un tipo de sistema de información, a través de sensores y actuadores embebidos en los objetos físicos y vinculados a través de cables o redes inalámbricas utilizando los protocolos de Internet". Así define la consultoría McKinsey el IoT. Pongamos como ejemplo una simple bombilla: si estuviera conectada a Internet, podría indicar si está fundida o si tiene un alto riesgo de fundirse; o bien, si estamos fuera de casa, la podríamos encender de forma remota, por ejemplo, para simular que estamos ahí, y ahuyentar así a posibles ladrones. Otra funcionalidad sería indicar cuál es el consumo eléctrico que ha tenido durante un período de tiempo determinado… Es decir, si a un objeto físico le sumamos componentes de tecnologías de la información, obtendremos un producto híbrido –físico y digital– que, aparte de proveernos de su función, puede proporcionar nuevos servicios asociados a su capacidad digital. Al pensar en el IoT, suele venirnos a la cabeza la conexión de coches, televisores, frigoríficos y muchos otros componentes domésticos, pero hay que mirar más allá.

En el ámbito empresarial, se pueden conectar flotas de camiones con almacenes o puntos de entrega. Otra forma de vincular ambos mundos es que el frigorífico se conecte a un supermercado para pedir una botella de leche de forma automática cuando detecte que la que tenemos está a punto de caducar; así, ordenará que la nueva botella entre en distribución, sin prácticamente ningún tipo de intervención humana. Asimismo, las neveras de los almacenes, controladas de forma remota, en el caso de un problema de suministro de energía, se pueden conectar a los generadores automáticamente. Otros ámbitos de uso son el acceso a una turbina de un avión para que el fabricante controle si el funcionamiento es el correcto o que cobre por las millas voladas, en lugar de cobrar por la entrega de esta; o el acceso a una locomotora o a las turbinas de un parque eólico.

 

EXPECTATIVAS SOBRE EL IOT

Siempre que surge un nuevo término en el ámbito de las tecnologías de la información, se generan grandes expectativas y, en algún momento, un interés que puede parecer desmesurado para algunos. En el gráfico 1 se observan las búsquedas en Google a nivel mundial del término "IoT", comparado con las búsquedas del de "Big Data". Como se puede apreciar, los dos están en una fase de crecimiento, y todavía no han llegado a lo que denominamos el pic...