Los 'esports', una herramienta para desarrollar competencias laborales

Los 'esports', una herramienta para desarrollar competencias laborales Los 'esports', una herramienta para desarrollar competencias laborales

FW

Federico Winer

Business Review (Núm. 294) · TIC

La industria de los videojuegos existe desde la creación de las consolas hogareñas hace cuatro décadas, y se posiciona, por su escalabilidad e interactividad, sobre otras formas de entretenimiento como la musical y cinematográfica. ¿Cómo pueden beneficiarse las empresas del uso de videojuegos para mejorar las capacidades de su capital humano?

 

Hace pocas semanas organicé una partida de Scorched Earth, un videojuego de estrategia, con mi hijo Lennart. Cuando le pregunté qué nombre quería utilizar para su personaje virtual, su respuesta fue “Fortnite”. Él, un niño de cuatro años que jamás jugó a ese título, usa como apodo el nombre del videojuego de esports más popular del momento. Y es que los videojuegos ya ocupan parte importante de la vida de muchos individuos. De los 7.600 millones de personas que hay en el planeta, 2.200 millones (aproximadamente, el 30%) son jugadores (1). Este número incluye juegos sociales y juegos móviles, así como juegos multijugador gratuitos y de pago. De este grupo de jugadores, en 2019 se esperan 380 millones de fanáticos de los esports. Con semejantes estadísticas de penetración y volúmenes de negocio, es seguro asumir que los videojuegos y las comunidades sociales que los rodean están aquí para quedarse, como una parte esencial de la cultura moderna a nivel mundial (2). Se trata de una auténtica revolución cultural que atraviesa todas las capas de las sociedades y que, como otras, acarrea modificaciones de comportamiento. Como académico dedicado al estudio del desarrollo de datos y ecosistemas informativos en la industria de los juegos, el objetivo de este artículo es presentar las oportunidades que los esports ofrecen para el desarrollo de las competencias digitales de los directivos y trabajadores, en un momento en que la automatización de procesos mediante el uso de inteligencia artificial (IA) desplaza a las personas de las tareas repetitivas hacia puestos donde puedan aportar mayor valor.

 

Transformación inteligente

Si hubo un episodio que marcó a fuego las sociedades modernas occidentales, ese fue la Revolución Francesa de 1789, con su carga previa de la filosofía ilustrada. Sus consecuencias sociales y políticas fueron tan amplias que es imposible entender los sucesos posteriores sin mirar de reojo lo que tejió en ese momento. De hecho, una revisión moderna de la primera y segunda Revolución Industrial sugiere que estas no hubieran tenido lug...


Federico Winer

·

Visiting Lecturer en el Institute for Sport Business de la Loughborough University London