‘Mobile Marketing’: una medición que también supone medir a las personas, a las empresas y a la sociedad

‘Mobile Marketing’: una medición que también supone medir a las personas, a las empresas y a la sociedad ‘Mobile Marketing’: una medición que también supone medir a las personas, a las empresas y a la sociedad
Márketing y Ventas (Núm. 154) · Márketing

Vamos a presentar tres nuevos productos revolucionarios: un nuevo reproductor de música, un teléfono móvil y un navegador de Internet avanzado. Y estos tres productos son un único dispositivo”, anunciaba Steve Jobs el 9 enero de 2007 ante una audiencia enfervorecida. Había nacido el teléfono móvil “inteligente”: una pantalla grande, táctil, que escondía multitud de sensores y tecnologías de comunicación. En menos de cinco años, el concepto triunfó hasta eliminar las versiones con teclado. Convertido hoy en día en nuestro hub de comunicaciones personal (chat, e-mail, mensajería, videoconferencia, acceso a redes sociales), es como el “cordón umbilical” que nos une con la sociedad. En todos los círculos: profesional, amistad, familiar..., sin olvidar que también es nuestro acceso al entretenimiento y la cultura. E incluso, ya para muchos, un necesario canal de pago. Desde el punto de vista profesional del márketing, contar con una estrategia de mobile marketing que nos permita “llegar” a nuestros usuarios es fundamental. Pero ¿cómo sabemos si nuestras acciones tienen éxito? ¿Cómo podemos justificar nuestra inversión en márketing móvil? A partir de la analítica móvil, que nos permite saber en cada momento qué estamos haciendo bien, qué estamos haciendo mal, qué les gusta o qué no les gusta a nuestros usuarios o cuánto tiempo pasan en nuestra app, por ejemplo. Es esta una óptica que nos aporta información técnica y puramente objetiva ligada a una serie de métricas “convencionales” que todo profesional del márketing debe conocer. Las métricas en mobile nos permiten:

Saber el número de instalaciones. Las descargas (o las instalaciones) son una métrica importante para realizar el seguimiento del crecimiento de la aplicación.

Conocer el número de registros. Es uno de los primeros pasos en nuestro funnel de conversión. Necesitamos identificar al usuario para que pueda utilizar las funcionalidades que le esperan.

Asociar el dispositivo a la publicidad en el móvil, que incluye estas métricas: coste por instalación, o CPI, coste por engagement, o CPE, coste por adquisición, o CPA, ratios de conversión…

Vincularlo a métricas de monetización, esto es, tiempo de vida medio de un usuario, lifetime value, o ingresos medios que genera cada usuario en su tiempo de vida en la app, ingresos medios por usuario, ingresos medios por cuenta, ingresos medios por usuario de pago…

Unirlo a ...


Quim Calaf

·

Director general de Contrapunto BBDO

Pablo Foncillas Díaz-Plaja

·

Lecturer en el IESE Business School.