Recursos humanos y digitalización: EL CENTRO ES LA PERSONA

Recursos humanos y digitalización: EL CENTRO ES LA PERSONA Recursos humanos y digitalización: EL CENTRO ES LA PERSONA

Ha cambiado la forma de interactuar y de liderar a los equipos. El impacto de la tecnología y la diversidad cultural, generacional y de género exigen un nuevo modelo de gestión. Desde los departamentos de Personas y Talento se debe construir una cultura que se adapte a los entornos digitales, y esto supone un cambio radical en la manera que desarrollamos a los equipos, los formamos, los entrenamos, los seleccionamos y los cuidamos. Reputación, influencia, transparencia, ética, gestión en tiempo real, liderazgo ejemplar y cuidar, en lugar de retener, son los conceptos que han impactado de lleno en las políticas y procedimientos de este departamento. Uno de los grandes desafíos consiste en realizar una gestión a la carta de los profesionales. Gracias a la tecnología, se puede predecir la motivación de las personas, su compromiso con el proyecto y con la marca. El talento, las personas, se está convirtiendo en el principal eje de la estrategia. Hay tres variables que determinan en cualquier organización la gestión de personas: los entornos VUCA, la tecnología y la intersección generacional. No hay un talento único. Los entornos digitales exigen un talento con pensamiento crítico y apasionado, pero, sobre todo, exigen una transformación, en la cultura de las organizaciones, en cuidar y no gestionar todos los perfiles generacionales desde su atracción y fidelización. El lenguaje determina la forma en la que percibimos la realidad. Hay que hacer un esfuerzo por cambiar los conceptos clásicos: las personas no son recursos, por ello hay que cambiar el nombre de los directores de Personas y Talento. El desempeño no está ligado a la presencialidad, y, gracias a la tecnología, se puede medir en tiempo real. ¿Podemos convertir a una persona que trabaja en una organización en un fan de la marca? A continuación resumimos los aspectos clave de la nueva dimensión de los recursos humanos: 1. Coherencia en todo el ciclo de la gestión del talento (atracción, vinculación, desarrollo y desvinculación). Del candidato al empleado que sale de una empresa. 2. Foco en la gestión de la diversidad de género, cultural y generacional. Lo que implica una gestión personalizada que atienda a las diversas necesidades del talento, ofreciendo una atención integral e individualizada. 3. Mayor transparencia, comunicación y necesidad de compartir conocimiento y mejores prácticas. 4. La persona en el centro significa que los trabajadores se convierten en "embajadores" o "...


expand_less