"Shopping" y tecnología: Innovar o morir

Publireportaje

"Shopping" y tecnología: Innovar o morir "Shopping" y tecnología: Innovar o morir

LA EXPERIENCIA

Hemos vivido una burbuja de tecnologías que tenían el potencial de provocar cambios disruptivos en el sector –como las balizas Bluetooth o los Beacons– pero que finalmente no han tenido el éxito esperado. Y es que las funcionalidades de localización en interiores no aportan suficiente valor a los usuarios como para justificar la inversión necesaria: el despliegue de una red de sensores, la gestión de la plataforma y la instalación de apps por parte de los clientes finales. Algo similar ocurre con los planes de fidelización: los elementos de gamificación y la novedad no han conseguido mantener el interés suficiente para generar engagement. En todo caso, las mejoras propuestas deben ir en la línea de combinar utilidad y entretenimiento.

 Un ejemplo podría ser la adaptación de los entornos y la personalización de los espacios: modificar dinámicamente el ambiente, luces, música, sonidos e incluso la posición de los productos según el público, hora, tiempo o localización. En la era del Internet de las Cosas, los muebles podrían desplazarse para combinar una camisa con unos zapatos y unas gafas de sol, sin perder de vista ningún producto. Incluso podría haber robots cumpliendo la labor de asistentes personales, recomendando colores, creando outfits o buscando la ficha técnica de un microondas para confirmar que es compatible con nuestro router.

Otro concepto interesante son los espejos inteligentes (smart mirrors), elementos simples de interacción semi inmersivos con una excelente usabilidad. Permiten utilizar Realidad Aumentada para modificar nuestra percepción del entorno o de nosotros mismos.

Pensemos, por ejemplo, en un probador en el que un traje electrónico autoajustable permite simular cualquier prenda, reflejandola en el espejo con el color y la forma deseada. Pero su uso puede ser todavía mejor dotando al espejo de Visión Artificial: se podría obtener información detallada sobre un producto y su ficha técnica y generar servicios adicionales, como combinaciones con las prendas del armario de casa. La detección de emociones mediante las expresiones faciales daría información sincera para recoger un feedback de calidad e incluso generar campañas y promociones ante determinadas reacciones.

El entretenimiento es clave en algunos establecimientos, hasta el punto en el que librerías y tiendas de discos se convierten en escenarios idóneos para presentaciones de libros, discos o...