Superando conversaciones difíciles. Cómo dar un buen 'feedback'

Superando conversaciones difíciles. Cómo dar un buen 'feedback' Superando conversaciones difíciles. Cómo dar un buen 'feedback'

En situaciones de tensión o conversaciones percibidas como importantes, muchas personas se sienten atacadas, se quedan bloqueadas, titubean o no muestran su mejor versión. ¿Cómo lograr dar y recibir un buen feedback? ¿Qué acciones hay que evitar para no desmotivar a la otra persona con nuestras respuestas? Aquí se presenta un decálogo para superar conversaciones difíciles, con pautas como hablar sobre evidencias concretas, no criticar ni atacar a la otra persona, escuchar e interesarse por los demás o aportar sugerencias y recomendaciones. Asimismo, resulta importante prepararse antes de entrar en acción y restringir al máximo el uso de palabras como "nunca" o "pero".

 

 

 

 

 

 

 

La palabra feedback hace referencia a la "retroalimentación", a cómo son nuestras conversaciones cotidianas con los demás y a si somos capaces de influir en el entorno aportando mejoras y diciendo lo que pensamos realmente. Dar o recibir feedback es indagar en cómo afecta la información que recibimos del entorno, normalmente en interacción con otra persona. Se puede dar feedback sobre el resultado de un comportamiento ("Esta propuesta es muy innovadora, nunca antes había visto algo así"), sobre la actitud ("Has transmitido entusiasmo en la presentación") o sobre la identidad ("Eres un crac").

También es conocido el doble enfoque que puede tener el feedback, pudiendo ser positivo cuando queremos dar reconocimiento, o constructivo –mal llamado negativo–, para ofrecer puntos de mejora. Desgraciadamente, se suele utilizar mucho más el feedback negativo o constructivo, pues resulta más fácil ver lo que está mal en nuestro entorno que celebrar lo que está bien, sencillamente porque lo bueno lo damos por hecho. Hay que esforzarse en reforzar lo bueno en los demás, sobre todo las conductas que se quieren ver repetidas, y ofrecer feedback positivo más a menudo.

La teoría sobre el feedback la conocemos, está al alcance de todos y se repite en las formaciones sobre liderazgo, comunicación, gestión de equipos, etc. Sin embargo, a pesar de conocerla, a la hora de pasar a la acción, seguimos teniendo dificultades, y el feedback continúa siendo una de las asignaturas pendientes en los entornos profesionales. Para indagar en este aspecto, se debe simplificar y cambiar el foco: generalmente nos entrenamos y ponemos el esfuerzo en la&...