Un nuevo enfoque en el diseño de los procesos de trabajo

Un nuevo enfoque en el diseño de los procesos de trabajo Un nuevo enfoque en el diseño de los procesos de trabajo
Business Review · Estrategia

Es casi imposible abrir una publicación sobre negocios sin leer sobre la constante aceleración en el cambio de las tecnologías y los mercados y cómo eso exige que las organizaciones sean más adaptables. Dado el mandato de la adaptabilidad, no es sorprendente que el término "ágil" haya adquirido un lugar tan destacado en las conversaciones sobre gestión y liderazgo. Todas las organizaciones, desde grandes empresas como General Electric Co. hasta minúsculos proyectos recién iniciados, están intentando ser flexibles y veloces en su respuesta ante las nuevas tecnologías y los cambios en las condiciones de los mercados.

Al parecer, la palabra "ágil" fue aplicada por primera vez al análisis de desarrollo de software por 17 programadores en 2001. Habiendo experimentado durante varias décadas con enfoques más iterativos, menos regidos por procesos pautados, para el desarrollo de nuevas aplicaciones, este grupo codificó su experiencia en un manifiesto en defensa de la agilidad. "Estamos encontrando mejores maneras de desarrollar software a través de nuestro propio trabajo y estamos ayudando a otros a hacerlo," escribieron. En el campo del desarrollo de software, el planteamiento ágil se presenta actualmente bajo diversas manifestaciones, incluyendo el Scrum, la programación extrema y el desarrollo centrado en las funciones. Los resultados han sido importantes. Toda una gama de estudios demuestra que los métodos ágiles de desarrollo de software pueden aportar mejoras significativas, comparados con sus predecesores más tradicionales. Pero ¿qué significa esto cuando salimos del ámbito del software? ¿Es posible aplicar los métodos del desarrollo ágil a otros tipos de actividad? Muchos defienden que esto es posible (y muchos de ellos iniciaron sus carreras en el sector del software). Existe un cuerpo creciente de libros, artículos y publicaciones online que apuntan cómo se podría hacer.

Sin embargo, seguimos sin disponer de mucha evidencia, y un artículo reciente escrito por dos de los fundadores del movimiento ágil advierte del peligro de aplicar estos principios indiscriminadamente. La blogosfera está también repleta de discusiones acerca de una supuesta reacción negativa contra los planteamientos del movimiento ágil.

Con el fin de ofrecer algunos consejos prácticos a los líderes empresariales que intentan comprender lo que esta agilidad podría implicar para sus organizaciones, vamos a valernos de un planteamiento distinto. Nuest...