Una mirada actual y de futuro al desarrollo de la IA en el 'marketing'

Una mirada actual y de futuro al desarrollo de la IA en el 'marketing' Una mirada actual y de futuro al desarrollo de la IA en el 'marketing'

¿Qué papel juega la inteligencia artificial en los departamentos de ‘Marketing’? Este artículo muestra cómo pueden los profesionales de la disciplina aprovechar las herramientas que les ofrece esta disruptiva tecnología y aporta reflexiones de futuro sobre la cuestión que invitan al debate

La inteligencia artificial (IA) es ya una realidad en nuestro día a día, integrándose de una manera tan natural entre nosotros que hace que no seamos conscientes de que los motores de búsqueda y recomendación, los chatbots, los asistentes de voz, los navegadores… se apoyan en esta tecnología para hacer que seamos cada vez más útiles y eficientes. Un estudio del IDC FutureScape estima que, en los próximos años, el 75% de las empresas europeas habrá incorporado sistemas de automatización inteligente en sus procesos. De hecho, hoy en día es ya habitual encontrarnos con que el presupuesto para inversiones en tecnología de los CMO (Chief Marketing Officer) es mayor que el presupuesto para invertir en tecnología de los CTO (Chief Technology Officer). Cuando de marketing hablamos, los profesionales somos bien conscientes de las diversas y múltiples segmentaciones que llevaban a cabo antaño las empresas para tratar de adecuar su oferta a la demanda y a su público objetivo. Pues bien, la segmentación alcanza ahora niveles de tal exactitud que ustedes o yo podemos ser un segmento en sí mismo. Estoy refiriéndome a lo “micro”. ¿Qué aportan la inteligencia artificial y el machine learning a los departamentos de Marketing? Una de sus mayores contribuciones es la posibilidad de trabajar diferentes aspectos en formato “micro”, es decir, de una forma totalmente adaptada y personalizada: microsegmentación, microdemanda, microcampañas, microanalítica y microrresolución. La inteligencia artificial nos permite alcanzar un nivel de precisión nunca visto:

 

• Microsegmentación. Nos ayuda a comprender mejor a nuestros clientes y a aumentar la conversión y las ventas. Coca-Cola fue la primera empresa fuera del mundo tecnológico en hablar sobre los beneficios del Big Data y la inteligencia artificial. Por ejemplo, para su marca de té helado, Gold Peak, programó un algoritmo en sus redes sociales y analizó minuciosamente todas las fotos en donde aparecían personas consumiendo té, ya fuesen propias o de la competencia, para establecer posteriormente perfiles exactos de sus consumidores ideales, creando nuevas campañas de mercados mucho más efectivas.

 

• Microdemanda. Hay plataformas (junglescout.com u oberlo.com) que permiten identificar necesidades y segmentos específicos de mercado en grandes marketplaces como Amazon, para que cualquier particular cree marcas específicas con las que posicionarse en ese segmento o hacer ...


Rafael Díaz Cruz

·

Profesor en IE Business School y consejero delegado de Euroconsult Group