De la crisis a la sostenibilidad: una oportunidad para la empresa de hoy

De la crisis a la sostenibilidad: una oportunidad para la empresa de hoy De la crisis a la sostenibilidad: una oportunidad para la empresa de hoy

La actual y creciente crisis económica es muy compleja y tiene, por tanto, muchas causas o, quizá, una única causa común que todos los agentes comparten y que tiene que ver directamente con la sostenibilidad: el cortoplacismo, la eliminación, en determinados agentes y en todos los niveles de decisión, de la visión de largo plazo. Este elemento es esencial para la sostenibilidad, que pretende dejar para las generaciones futuras una sociedad y un planeta al menos igual o mejor que aquel del que disfrutan las generaciones actuales.

¿Cómo han influido determinadas políticas no sostenibles en la crisis actual?

Este cortoplacismo se ha dado con diferente escala en todas las esferas de la sociedad, esto es, en determinados individuos que se han endeudado por encima de las posibilidades materiales de devolución de esos préstamos, en determinadas empresas que han buscado el beneficio a corto plazo sin importarles incurrir en conductas éticamente irresponsables o con impactos sociales y ambientales negativos duraderos y costosos en el largo plazo, así como también en unas políticas públicas no sostenibles. Por tanto, las políticas no sostenibles no son las únicas causantes de la crisis, pero algunas de ellas han tenido una influencia especial en los siguientes aspectos:

•  En la aparición de la crisis, por no definir marcos regulatorios estables y suficientemente incentivadores para el desarrollo de modelos económicos sostenibles, que permitieran garantizar un alto nivel de vida a medio y largo plazo para las sociedades.
•  En la respuesta a la crisis, por haber permitido una expansión excesiva de la deuda pública, que ha limitado la capacidad de respuesta del Estado ante la crisis financiera.

Todo lo anterior configura un escenario de "tormenta perfecta", puesto que cuando han empezado a surgir problemas dentro del ámbito particular y público para hacer frente al endeudamiento adquirido, un sistema construido sobre el corto plazo no ha sido capaz de dar respuesta y ha acabado estrangulándose.

En algunos países, que habían basado más su crecimiento en modelos especulativos o cortoplacistas (por ejemplo, no en sectores productivos, ni en innovación, con ratios de gasto privado y público muy por encima de los ingresos, etc.), las consecuencias han sido muy negativas. Esta situación se ha visto agravada porque en estos entornos, puntuales, pero relevantes, actuaciones éticamente cuestiona...