EL 'RENTING', EL CAMBIO QUE YA ESTÁ AQUÍ

EL 'RENTING', EL CAMBIO QUE YA ESTÁ AQUÍ EL 'RENTING', EL CAMBIO QUE YA ESTÁ AQUÍ

Cambian los tiempos y, con ellos, las necesidades de los clientes. Cada vez son más los fabricantes que apuestan por la movilidad sostenible, hasta el punto de que muchos de ellos se han comprometido a eliminar la inversión en tecnología diésel, o incluso a eliminar este tipo de carburante de sus vehículos, en los próximos años.

Paralelamente, un gran número de países han incorporado también la sensibilidad medioambiental a sus legislaciones, adoptando planes a medio plazo de progresiva sustitución del parque de vehículos por motorizaciones más respetuosas y ecológicas. De hecho, en nuestro país, ya son varias las ciudades que han adoptado restricciones al tráfico para vehículos contaminantes, comprometiendo la movilidad de aquellos ciudadanos que no dispongan de una opción ecológica para moverse.

Ante esta realidad, el renting de vehículos se está transformando.

Surge una oferta creciente de vehículos eléctricos o híbridos de renting. Las empresas se conciencian cada vez más de la conveniencia de tener una flota de autos ecológicos no solo por sus beneficios medioambientales, sino también por el ahorro de costes. De igual modo, estamos viendo cómo el cliente particular apuesta más por este tipo de vehículos. Es una tendencia creciente. En este sentido, es interesante indicar que el renting, siempre asociado al mundo de las empresas, se abre camino con fuerza entre los ciudadanos como la fórmula para disponer de un medio de locomoción. Hay quien prefiere tener un automóvil vía renting que en propiedad. Como dato, habría que indicar que, el pasado año, el 18% de nuestras ventas recayó en particulares, un porcentaje que se incrementará en los próximos ejercicios.

El futuro del renting de autos es eléctrico y de los particulares. Hoy se puede contratar por kilómetros, entre 15.000 y 20.000, por ejemplo, y devolver el vehículo sin penalización. Muy pronto veremos que el cliente tendrá la opción de elegir lo que quiere, cómo lo quiere y dónde lo quiere y pagará solo por el uso que le dé. Será como suscribirse a una revista: un utilitario para ir al trabajo, un descapotable durante el verano o un coche eléctrico para desplazarse por la ciudad. Es decir, dispondrá de un servicio a la carta. Esa es la tendencia que, de manera progresiva, se va a ir implantando y que cambiará la idea de ser propietario de un vehículo. Porque el renting brinda al usuario un abanico de soluciones que satisfacen sus necesidades relat...