Innovar en mercados inciertos: diez lecciones para las tecnologías ecológicas

Innovar en mercados inciertos: diez lecciones para las tecnologías ecológicas Innovar en mercados inciertos: diez lecciones para las tecnologías ecológicas
Business Review · Estrategia

Hablar sobre la "tecnología ecológica" logra que la gente se entusiasme. Resulta emocionante pensar que una nueva oleada de invenciones y descubrimientos revolucionará nuestra forma de vida, detendrá la degradación de nuestro planeta y conservará los recursos para las generaciones futuras. Y es más que simple palabrería: los inversores están invirtiendo dinero de verdad. Según una estimación, el mercado internacional de fuentes de energía alternativa (por ejemplo, la energía eólica, solar y los biocombustibles) alcanzará los 315.000 millones de dólares en 2018. En los últimos años, el número de "inversiones importantes" ha crecido más de un 30%.

A medida que aumenta el nivel de actividad, sin embargo, los debates sobre la tecnología ecológica plantean tantas preguntas como las que responden. Digamos que empezamos a enchufar nuestros coches a una red eléctrica inteligente: ¿quién fabricará las baterías y con qué tecnologías?; ¿qué fuentes de energía se utilizarán para cargarlas? Surgen debates similares sobre los biocombustibles. ¿Deberíamos producirlos a partir de las algas? ¿Se convertirán en una materia prima más prometedora que el maíz o la caña de azúcar? ¿Podemos producir un tipo de cemento que libere una cantidad considerablemente menor de dióxido de carbono a la atmósfera, o deberíamos empezar desarrollando materiales alternativos para sustituirlo? ¿El software de gestión energética animará a los hogares estadounidenses a regular su uso de la carga pico, o es demasiado difícil cambiar el comportamiento de la gente?

Abordar estas preguntas resulta complicado debido a las incertidumbres fundamentales que existen en el corazón mismo del mercado de las tecnologías ecológicas. La evolución de este espacio de mercado depende de fuerzas que van más allá del control de cualquier emprendedor o inversor individual (véase el cuadro 3). Los gobiernos deben elaborar políticas energéticas coherentes y duraderas. El capital riesgo debe estar disponible para financiar grandes proyectos de infraestructura. Y existen algunos aspectos imprevisibles adicionales: la volatilidad del precio del crudo, los conflictos geopolíticos, la tasa de crecimiento económico y la actitud de la opinión pública respecto a las advertencias del cambio climático global.

A la luz de estas incertidumbres, ¿cuál es el mejor enfoque para las empresas recién creadas, las grandes empresas, las agencias gubernamentales y las ONG en el espacio de la tecnologí...