Invertir la cadena de valor

Invertir la cadena de valor Invertir la cadena de valor

Hoy en día la cadena de valor de una empresa debe empezar por un análisis de los clientes, así se puede saber si hay un cambio en las preferencias de éstos y se consigue evitar que la competencia nos los robe. El comercio electrónico es el marco ideal para este método porque mediante ese contacto directo con el consumidor la empresa conoce la respuesta del mercado inmediatamente, sin tener que esperar a ver los resultados tras poner el producto en venta. Así pues, la adaptación al carácter dinámico de la Nueva Economía será crucial para las empresas actuales.
Autor: Jim Webb y Chas Gile